URGENTE

“Es increíble exponer en Baeza”

Dionisio González
Nació en Asturias, pero desde hace muchos años vive en Sevilla y es doctor en Bellas Artes. Sin embargo nunca ha parado ni para de viajar y conocer nuevos rincones, motivo por el que Dionisio González tiene un cariño especial al espacio, a las viviendas y su obsesión artística tiene que ver con ello. En su nueva muestra “Dialectical Landscape” —Paisaje dialéctico en español—. La exposición se enmarca dentro de los actos de celebración del aniversario de la declaración de Baeza como ciudad Patrimonio de la Humanidad. Ofrece dos series autónomas pero complementarias. La primera “Dauphin Island”, sobre una isla que ha sufrido grandes catástrofes naturales y la otra centrada en Nueva York, más concretamente en Central Park que propone la idea del refugio como monumento y la prolongación del parque como recurso de diálogo.

—¿Cómo surgió la creación de esta exposición?

—En esta exposición hay dos series fotográficas que son complementarias, aunque son diferentes. Las dos hablan sobre la problemática que tienen las ciudades contemporáneas. En esta muestra hay dos controversias. Por una parte, una serie habla sobre una gran metrópoli como es Nueva York y en la otra de una pequeña isla de apenas 1.200 habitantes que está situada en el Golfo de México en el estado de Alamaba.

—¿Por qué se ha centrado en dos ciudades tan diferentes a priori?

—La serie de Alamaba habla muy concretamente sobre la isla y la otra sobre Nueva York, más concretamente sobre Central Park como una especie de vacío que funciona como un patio carcelario porque está rodeado, literalmente, de algunos de los edificios más altos del planeta.

—¿Por qué se ha centrado en esa isla de manera tan concreta?

—Es un lugar muy interesante. Esta pequeña isla está abonada siempre al desastre ya que en sus primeros años los franceses en encontraron miles de esqueletos por alguna extraña razón o su situación geográfica siempre sufre las inclemencias climatológicas. De manera permanente han pasado huracanes y tormentas como el Katrina. Lo que verdaderamente me llama la atención de esta isla es su arquitectura porque son viviendas de madera sobre pilares enfrentados al mar y son de una gran fragilidad de cara a estos acontecimientos.

—¿Y qué propone con su exposición sobre esta isla?

—Pues me surgieron dudas de por qué no se trataban de evitar estos derrumbes con arquitecturas que verdaderamente fuesen mucho más consolidadas y sólidas ante estos sucesos. Fui trabajando en nuevas viviendas que generasen la resistencia ya fuese por su forma o su construcción.

—¿Qué supone presentar esta exposición en Baeza?

—Pues para mí es un orgullo por su riqueza cultural, así que es increíble, estoy encantado de ir a Baeza y con ganas de que guste el trabajo y que sea del interés de los habitantes del municipio.

—Tras estar tan interesado con el concepto de ciudad, ¿qué opina de Baeza que es una Ciudad Patrimonio de la Humanidad?

—El recuerdo que tengo de Baeza es de hace, aproximadamente, 15 años, entiendo que se habrá modificado, pero es una de esas ciudades amables en las que hay una vida colectiva y de vínculo más allá del turismo.

—¿Qué proyectos futuros tiene en estos momentos?

—Ahora mismo tengo una exposición abierta en Madrid que ha recibido un premio y tengo proyectos para final de año, uno en Londres en octubre y otro en Nueva York a partir de noviembre.

El tiempo - Tutiempo.net