Actualizado
martes, 16 julio 2019
01:20
h
URGENTE

—Miguel Ríos, Joselito, Víctor Manuel, Juan José Padilla, Luis del Olmo, Ana Belén y Natalia Verbeke. La lista de ganadores del Premio Jaén, Mar de Olivos no es baladí. ¿Qué significa para usted el hecho de haber sido reconocido este año con el galardón e integrar esa lista?

—(Suspira) La verdad es que se trata de algo totalmente inesperado para mí. No sé qué decir al respecto, estoy en verdadero “shock”. Ganar un premio tan importante como este, que antes de mí se han llevado personas tan importantes como las que me ha citado me hace “flipar” un poco. Lo agradezco un montón.

—¿El hecho de conocer las personas que le han precedido a la hora de ganar el premio supone que se lo tome con una mayor responsabilidad?

—Creo que esto es más que una simple responsabilidad. Ahora mismo, lo estoy “flipando” con todo lo que me está pasando. Yo soy un chico normal que, al acabar sus estudios, tuvo que enfrentarse a todo el “boom” mediático que trae consigo Operación Triunfo, y todo eso es bastante chocante. Además, estar metido de lleno en el mundo de la música y del arte es increíble. Hay cosas que uno sí que va asimilando, pero, ahora mismo, como te digo, sigo en “shock”. Que te reconozcan con este premio tan característico supone, como decía al principio, más que una responsabilidad. Es todo un orgullo.

—Como sabrá, la cultura del aceite forma parte de la esencia de la provincia jiennense, como motor económico de la misma y como parte de su forma de ser. ¿Qué conoce acerca de la misma?

—Tengo que ser sincero: la verdad es que conozco muy poco sobre esta cultura. Sí que he leído un poco, porque, no en vano, al ser yo de Sevilla, tengo Jaén cerca, pero conozco muy poco de todo ello, como digo, pero me atrae mucho saber más al respecto, y esta será una buena oportunidad para ello.

—¿Ha estado alguna vez en nuestra tierra?

—Estuve una vez en la capital con mis padres. Debería tener siete u ocho años, y recuerdo muy poco de aquella visita. Por eso ahora me hace mucha ilusión regresar ahora y poder conocerla más a fondo. ¡Madre mía! (Suspira) La verdad es que todavía no me creo que vayan a darme el premio.

—Comenta que no conoce mucho acerca de Jaén, pero, ¿podría decir qué imagen se tiene de la cultura jiennense fuera de sus fronteras?

—Efectivamente, conozco muy poco, pero sí que es cierto que tengo un muy buen amigo que es de Bailén, Adrián. Él siempre me está invitando a que vaya a conocer su pueblo y la capital: “Tienes que visitarlo, tienes que visitarlo”, no para de repetirme. Está todo el rato hablando de su tierra. Cuando éramos compañeros de clase en Bachillerato, no paraba de contar cosas de su pueblo. Recuerdo, por ejemplo, cuando en clase de Historia de España, el profesor nos explicó la Batalla de Bailén. Ahí se volvió completamente loco (risas).

—El próximo viernes se estrena oficialmente “Time”, el single en el que colabora con el productor barcelonés Brian Cross. Aparte de en ese, ¿se encuentra inmerso en otros proyectos?

—Sí, estoy metido en otra serie de trabajos, algunos de ellos de composición, pero prefiero no revelar nada sobre ellos todavía. Quiero que todo sea un “boom”, que cause sensación por su carácter inesperado. Espero que todo salga bien y haya buenos resultados.

—¿Seguirá siendo fiel al estilo que ya conocemos de usted o presentará innovaciones?

—En la colaboración con Brian Cross se refleja el estilo que ya he exhibido en mi paso por Operación Triunfo, pero el nuevo single que estoy preparando se trata de algo que nadie se espera de mí, algo que todavía no he mostrado al mundo, y lo que busco es que el público se quede impresionado.

—Usted también se formó en Artes Escénicas, aparte de en el ámbito musical. ¿Le gustaría dar alguna vez el salto al teatro, a la pequeña o a la gran pantalla?

—Sí, la verdad es que me gustaría probar ese mundo, no estoy cerrado sólo a cantar, pero, de momento, me quiero seguir formando en el aspecto musical.

—Vamos, que usted siempre tuvo claro que lo suyo era estar encima de los escenarios.

—(Risas) Sí, siempre lo he tenido clarísimo. Cuando estoy sobre el escenario, disfruto un montón, me olvido de los problemas, salgo a cantar e intento que la gente disfrute como yo lo hago.

—Ahora que se está enfrentando al mercado musical, ¿cuál es su análisis del mismo? ¿Es complicado hacerse un hueco dentro del actual panorama?

—Efectivamente, es muy complicado. En primer lugar, tienes que tener a tu lado a gente de confianza y un equipo que te guíe para que saquen lo mejor de ti.

—¿Es posible seguir siendo fiel a la identidad de uno o resulta inevitable venderse al mercado?

—Depende del artista. Hay quien ha conseguido mantener su esencia y dar al público lo que este pide. Es el caso de Rosalía, por ejemplo. Ella logró aunar ambas cosas, así que sí, es posible ser uno mismo.

—¿Qué hace usted para que no se le suba a la cabeza tanto éxito?

—Al principio me costó mucho que no me pasara: te conoce todo el mundo, la gente te mira... Pero mi familia, que siempre ha estado conmigo, me recuerda de dónde vengo. Me dicen que, aunque ahora me conozca mucha gente, yo sigo siendo Famous, con mi sonrisa, mi actitud y mi personalidad, y la verdad es que sigo siendo el mismo con todo el mundo.

El tiempo - Tutiempo.net