Actualizado
domingo, 21 julio 2019
22:02
h
URGENTE

Arte flamenco al caer la tarde

La cantaora jiennense Ángeles Toledano, protagonista de una jornada cargada de música
Ver comentarios
|
17/05/2019

La segunda de las cinco jornadas del Festival “Música en Segura” dejó grandes momentos de la mano de la cantaora jiennense Ángeles Toledano, que actuó dentro de la actividad Flamenco al atardecer, que en un escenario inmejorable —una plaza con vistas a la puesta de sol— derrochó todo su arte después de pasar por Estados Unidos, Holanda, Francia o Italia.

Un día más, “Música en Segura” demostró con sus actividades y lugares escogidos para desarrollarlas que el arte se puede desarrollar en parajes donde no estamos habituados, dejando bellas estampas para el recuerdo.

La jornada comenzó con yoga, pero, como no podía ser de otra forma, con un giro de tuerca: en concierto, donde el sonido del sitar y las melodías del norte de la India crearon un colchón ideal. Fue un recital de flauta barroca entre olivares y al pie de una de las tres torres almohades de Santa Catalina, de Orcera, a cargo del instrumentista francés François Lazarevitch.

Entrada la noche, tuvo lugar el concierto El violín de Einstein que ofrecieron Miguel Colom al violín, Antonio Galera al piano y el narrador Ernesto Rodríguez. Los artistas mostraron una faceta poco conocida de Albert Einstein, su pasión por el violín a través de las obras que interpretaba. Sonaron Chacona de la Partita n.2 para violín solo BWV 1004, de Bach; Sonata para Violín K304 in mi menor, de Mozart; la obra 5 Madrigal Stanzas (selección), de Martinu; y Sonata para violín número 1 en sol mayor, de J. Brahms. Una selección exquisita que ayudó a comprender al genio.

agenda. La actividad no cesa, y la oferta cultural es amplia y exquisita. Hoy se podrá disfrutar de una excursión musical junto a Fukio, considerado uno de los grupos más jóvenes y con más proyección en Europa; el concierto de Sephardica, en la plaza del festival, donde se ensalzará el papel fundamental de la mujer en la difusión y conservación de la música sefardí; y una doble sesión de conciertos en la Iglesia de los Jesuitas: en primer lugar, el grupo “Natalia” interpretará tres piezas de música de cámara con instrumentos de cuerda y viento; más tarde será el turno de Monodrama, que llevara su particular repertorio, donde se pueden apreciar con influencias de jazz, pop, músicas improvisadas y electrónica.