Combatir el virus zapeando

El consumo de televisión crece un 38% en la ultima semana con una ciudadanía ávida de noticias

25 mar 2020 / 12:09 H.
Ver comentarios

Se dispara el consumo televisivo 38% en la última semana”, titulaba este Marte Diario JAÉN. El porcentaje refrenda la avidez de una sociedad confinada por la información de los que nos está haciendo el coronavirus. Preocupada, estresada y anhelando, a la vez, que termine la pesadilla del virus. Conviven en una república, cada vez mas dependiente, con el ordenador, el móvil, la televisión y la radio. El zapeo de pantalla y dial, si se quiere estar al corriente de todo lo que pasa con el debido contraste, requiere ánimo y una gran dosis de determinación para no caer en el agobio. El ejercicio previo a esta crónica da fe.

Las televisores y radios públicas y privadas se emplean a fondo cuando si apenas luz del día terminan los espacios de minutos musicales enlatados y las telepromociones. Directos desde toda España, tertulianos preparados en sus confinamientos o en el estudio, reportajes y directos de obligada cita en las comparecencias de Fernando Simón, el coordinador de Emergencias Sanitarias del Ministerio o de los ministros que comparecen a diario, ayer la de hacienda, María Jesús Montero y el capitán al mando de Sanidad, Salvador Illa. Ayer dijo el ministro que no es “falso, absolutamente falso”, que bloqueara el material de protección. Un tema recurrente debatido en cadenas y emisoras. En Tele 5 llamaba la atención una notaria explicando que están abiertos para atender bodas, divorcios y testamentos. Le preguntan si en caso extremo un médico puede oficiar un matrimonio. “No, dijo al final de una larga argumentación. En Televisión Española, mala noticia para el aceite de oliva, desde el decreto del estado de alarma la venta de nuestro producto estrella ha descendido un 58%. Habrá que hacer lectura final tras el confinamiento porque pudo haber acopio mucho antes y no es perecedero. ¿Cuantos kilos podríamos engordar cuando pase todo?, le preguntaron en otra cadena a un experto. No supo decirlo, pero recomendó toda una panoplia de ejercicios que se pueden hacer en casa. Un receso en la información. Si te vas Divinity arrasan las telenovelas turcas; si enchufas DMax, a media mañana, un reportaje explica por qué en un lago de un lugar que ya no recuerda el cronista y olvidó anotar, explica el color fucsia de un lago debido a un alga de nombre impronunciable que segrega un pigmento parecido al que tinta el color de la zanahoria. Espectacular el lago rosa junto a la costa de un mar verde y transparente. ¿Deporte? Tele deporte, impagable, ofrecía a la misma hora la final inédita e dos españoles en Roland Garros. Bruguera y Berasategui en 1994. Ganó el catalán al vasco.

Toca la radio, tertulianos esmerándose en la SER, Cope y Onda Cero. La cadena del Grupo Prisa incidía en los sanitarios contagiados y la necesidad de protegerlos. Cope daba los datos detenidos y denunciados, 926 y 102.000 respectivamente. Y Onda Cero seguía con atención al comparecencia de Marlasca para destacar las responsabilidades penales que puede tener la desobediencia al decreto y a la actuación de los Cuerpos de Seguridad del Estado. ¿Una imagen? La de una enfermera vasca saliendo de la UCI aplaudida por sus compañeros. ¿Una frase? “La prima de riesgo sigue subiendo”, dijo Javier Ruiz en tele 5. Aquella prima vuelve a las andadas.

Trending