Las lluvias elevan hasta el 32,58% el agua embalsada

Pese al alza Jaén es la penúltima provincia en la cuenca del Guadalquivir

25 nov 2019 / 11:01 H.

Luz al final del túnel. Las generosas precipitaciones de esta semana, particularmente las del jueves y el viernes, suponen un bálsamo para la delicada situación de los embalses de la provincia de Jaén. El volumen de agua almacenada, al cierre de esta edición, se situaba, según la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, en el 32,58%, con algo más de 757,3 hectómetros cúbicos. Pese a la mejoría, los jiennenses son los pantanos de la cuenca que peores registros presentan. Solo superan a los cordobeses, que están al 29,58%, mientras que quedan lejos del 39,51% de los granadinos y, más aún, del 50,37% de los sevillanos y el 50,67 de los onubenses. Los ciudadrealeños superan el 70%. La mejoría, pese a todo, es considerable, si se tiene en cuenta que en el boletín emitido por el Gobierno central el pasado lunes, en Jaén se cuantificaba un 30,9%.

La información de la Confederación permite comprobar las diferencias entre los embalses jienneses. Los más pequeños se encuentran en unos niveles aceptables. Por ejemplo, El Dañador, con 4,1 hectómetros cúbicos de capacidad, se situaba anoche en el 74,16%; el de El Encinarejo, con 15,2 hectómetros cúbicos sobrepasaba el 70,5%, y el Aguascebas, con una cabida de 6,37 hectómetros cúbicos estaba ya al 62,48%. La otra cara de la moneda son las grandes presas. La del Jándula se encontraba al 26,66%; la del Giribaile, al 27,15%; la del Guadalén, 27,19%; la de la Fernandina, al 32,09%; la del Víboras, 33,01%; la del Guadalmena, al 33,65% y la del Tranco de Beas, al 37,17%. Por encima del 40% se situaban los pantanos de Siles, El Quiebrajano y El Rumblar. En la comparativa con hace un año todas están por debajo, no obstante, en general se observa un repunte en comparación con el 1 de octubre, cuando comenzó el año hidrológico 2019-2020.

Todo apunta que con las escorentías derivadas de las precipitaciones previstas para los próximos días aumentarán los aportes a los embalses jiennenses, aunque, en principio no se esperan precipitaciones demasiado intensas, salvo en áreas de sierra bien orientadas hacia los vientos húmedos. Desde el 1 de octubre, los precipitaciones registradas en los pantanos fueron de 247,6 litros por metro cuadrado en el Aguascebas; 129,7, en El Dañador; 144,5, en el Girabaile; 143,6, en el Guadalén; 175,6, en Siles; 139,3, en el Guadalmena; 97,5, en el Jándula; 193,3, en La Bolera; 131,3, en La Fernandina; 258,6, en el Quiebrajano; 134,7, en El Rumblar; 261,1, en el Tranco de Beas; 122,9, en Vadomojón y 129,7, en el Víboras. Las próximas semanas servirán para confirmar si se confirma el cambio hacia un patrón húmedo o lo de esta semana ha sido un espejismo.