Actualizado
martes, 16 julio 2019
22:10
h
URGENTE

“Nuestra Virgen de la Cabeza es la mejor influencer de Dios”

El obispo pide colaborar en la construcción del bien común

Una homilía muy cercana a los romeros, con referencias a la actualidad en la jornada electoral y expresiones para que el mensaje llegue a los más jóvenes. El obispo de la Diócesis de Jaén, Amadeo Rodríguez Magro, presidió la celebración de su segunda Romería de la Virgen de la Cabeza, en el que el Año de la Misión estuvo muy presente.

“Sin faltar a la cita con la Madre, cada año nos presentamos ante Ella como peregrinos. La Virgen de la Cabeza nos espera con los mismos sentimientos de Dios, los del padre bueno que aguarda el retorno de sus hijos, y nos acoge como Jesucristo, el Resucitado, que, ante la negativa de Tomás a dar crédito al testimonio de los demás apóstoles, da el primer paso hacia él, le muestra el corazón abierto y las llagas de sus manos, y le señala el camino para un encuentro especialmente emotivo que terminará, en una preciosa confesión de fe: ¡Señor mío y Dios mío!”, comenzó el obispo.

Rodríguez Magro defendió que la Santísima Virgen tiene tanto “tirón” porque se considera una “activa mediadora entre la misericordia divina y las necesidades humanas”: “Los cristianos conocemos esa misión de la Virgen y, por eso, nunca dejamos de acudir a este bendito Santuario. Si estamos hoy aquí es porque entendemos que nuestra Madre del cielo continúa ocupándose de sus hijos de la tierra. Desde hace cientos de años, sin faltar a esta cita anual, hemos venido, sucesivamente, generaciones tras generaciones, a la Romería más antigua de España a ofrecerle a la Santísima Virgen de la Cabeza el bien que sembramos y, también, a pedirle el bien que necesitamos”.

“Los devotos sabemos, y así lo sentimos, que Ella no está en su Santuario como la que vive en una isla al margen de la vida de sus hijos de Andújar, de Jaén, de toda España y de cuantos la veneran en el mundo entero”, añadió. “Por esta mediación de la Virgen María recordamos cada año que Dios entiende de humanidad. Nos recuerda que Dios quiere que seamos buscadores de un mundo de amor, de paz, de justicia, de solidaridad, de verdad y de dignidad”, aseguró.

“Los que subimos a este Santuario de la Santísima Virgen de la Cabeza, al encontrarnos con María, notamos enseguida que Dios, por su mediación, sigue infundiendo bien en el mundo. Tened esto siempre en cuenta, queridos peregrinos, y poned ante Ella todo lo que traigáis en vuestro corazón. El Papa Francisco nos acaba de recordar que la Santísima Virgen, cuando aceptó la responsabilidad de ser la Madre del Redentor, aceptó también su oficio de ser influencer, es la influencer de Dios, mediadora ante Dios, para entendernos”, explicó el prelado, con una expresión alusiva al lenguaje de los más jóvenes, para acercarles su mensaje.

Mientras que millones de españoles ejercían su derecho a voto para elegir el nuevo Gobierno, el obispo aseguró que para “los hombres y mujeres de fe no hay dos mundos separados”: “Dios está presente inspirándonos y enseñándonos a juzgar y a rechazar todo lo que sea pecado y vaya contra el proyecto creador y salvador de Dios”. “Para lograr ese proyecto, los cristianos participamos en la construcción democrática del bien común —hizo referencia a la cita con las urnas—; queremos estar donde se trabaje y cultive el bien del ser humano y la pacífica convivencia de todos en la diversidad”.

“Queridos peregrinos: que la Virgen de la Cabeza nos enseñe a ser discípulos misioneros en medio de esta sociedad jiennense en la que vivimos y que tanto necesita de Jesucristo. Si dejáis que la Virgen os hable al corazón, este habrá sido un gran día de nuestra Misión Diocesana”, concluyó.