Actualizado
domingo, 18 agosto 2019
07:46
h
URGENTE

Intercambio hispanoamericano

El Festival de Música Antigua de Úbeda y Baeza prepara un gran repertorio para sus conciertos

La programación del Festival de Música Antigua de Úbeda y Baeza (Femaub) llega a su ecuador durante el puente de la Constitución para atraer a una gran cantidad de público procedente de todas partes del mundo.

Durante cuatro días, las ciudades patrimoniales acogerán un total de diez conciertos, que mostrarán el rico bagaje musical mexicano y los nexos de unión que la música criolla tiene con la española. Las actuaciones se realizarán en espacios únicos, tanto naturales como urbanos. Algunos de ellos son la Sinagoga del Agua o la iglesia de San Lorenzo.

Uno de los encuentros más esperado por los seguidores del festival, y los amantes de la música en general, fue el ofrecido en el Auditorio del Hospital de Santiago, localización que se quedó pequeña para albergar al más de un centenar de personas que disfrutaron del espectáculo de ver en vivo al conjunto milanés Il Giardino Armónico. La agrupación, dirigida por Giovanni Antonini, se ha consolidado como uno de los ensembles con instrumentos de la época más importantes del mundo, que conjuga a músicos de algunas de las instituciones más destacadas. Su repertorio se centra principalmente en los siglos XVII y XVIII, y, dependiendo del programa, la componen desde tres a una treintena de músicos.

Il Giardino Armónico, en su actuación dentro del Femaub, ofreció un concierto dedicado a Georg Philipp Telemann, homenaje que sirvió para conmemorar el 250 aniversario de su muerte. El concierto estuvo coproducido con el Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM). El respetable se deleitó con la “Suite en La menor TWV 55:A2” para flauta dulce, cuerdas y bajo continuo o el “Concerto en Re menor TWV 52:DI” para dos chalumeaux y bajo continuo.

Además, la iglesia de San Pablo acogió el “Concerto 1700” titulado “Entre cándidos, bellos accidentes cantadas a Santísimo entre dos mundos”. La actuación estuvo dirigida por Daniel Pinteño y contó con la presencia de la soprano Aurora Peña.

Concerto 1700 es uno de los ensembles jóvenes más demandados del panorama barroco español. Su repertorio se centró en este estilo musical y en la cantata que da nombre al programa del aragonés José de Nebra, obra conservada en ultramar y en piezas instrumentales de Vicente Basset. Además, se recuperó una cantada del compositor Diego Pérez de Camino que gustó mucho a los presentes.