Actualizado
lunes, 22 julio 2019
16:50
h
URGENTE

Sentimiento cofrade en verso

Maria José Chica García, de la Cofradía de El Perdón, se encarga del discurso de la Semana Santa

Los versos, fluidos y ligeros de María José Chica García volaron por el teatro Infanta Leonor como mariposas que alzaron el vuelo desde las hojas de su pregón hasta el público. La primera mujer encargada de dar comienzo a la Semana Santa encandiló a la audiencia con sus palabras y el significado de cada línea, que quedaba en la memoria de todo aquel que escuchó a Chica.

Francisco Sierra, pregonero del año pasado, fue el encargado de presentarla al público y Diego Montiel, vicepresidente de la Agrupación de Cofradías de Jaén, guió el acto como presentador.

“Jaén, ¡Qué suerte la mía! / poderte pregonar / y a la Rosa de los Vientos proclamar / que no hay ciudad en el mundo / que ni a ti, ni a la belleza / de tu fe cristiana / se pueda igualar”, fue una de las estrofas con las que deleitó a devotos y cofrades que llenaron las butacas del teatro. Chica enlazó el verso con prosa y diálogo, “como un ente que se relacionan entre ellos”, tal como explicó en declaraciones previas al periódico la pregonera.

En sus palabras narró el sentimiento que invade al mundo cofrade del momento en que se contempla la imagen de la hermandad y las sensaciones “revolotean” en el interior. Durante el discurso no se limitó a describir sus vivencias particulares o momentos anecdóticos ocurridos en otras Semanas de Pasión o en relación a ellas. Sino que fue más allá y ahondó en la experiencia “en general” de todo miembro de una hermandad que “vive con intensidad” los días de Pasión. Chica comentó que aunque no sea devota de la imagen de otra cofradía, puede “percibir” los sentimientos que afectan a la persona y su capacidad para “captar” esa “emoción latente”.

“Creo en Dios y recordar la Pasión, Muerte y Resurrección es lo más importante para mí”, señaló la pregonera, que en su discurso de versos entrelazado entonó con especial emotividad el amor que siente hacia su cofradía. Antes que yo ha habido 59 hombres, pero no me siento especialmente orgullosa de ser yo la primera mujer”, declaró sobre su condición sobre primera pregonera “en femenino”, y añadió: “Conozco a más mujeres con valía que podrían estar aquí”.

ACTUACIÓN. La apertura y el cierre del acto estuvo a cargo de la Banda Municipal de Jaén, que llenó de sones cofrades el recinto del teatro Infanta Leonor. Bajo la batuta de Juany Martínez-de la Hoz, los instrumentos dieron con las notas “clave” en el pecho de los asistentes. Abrieron con “Mi Amargura” y continuaron con “Rocío”, para terminar con “Esperanza de Triana”. El público aplaudió al final de cada actuación con intensidad. Tras el pregón de Maria José de la Chica, los músicos regresaron al foso para interpretar el Himno de Jaén, como broche de oro y cierre de un acto repleto de sentimientos y significado previo a la inminente Semana Santa.