“Madrugada” en femenino

Isabel María Villar da el XIX Pregón de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús

25 feb 2018 / 11:15 H.

Los jiennenses “oraron en voz alta”, como diría el hermano mayor de la Cofradía de El Abuelo, Ricardo Cobo, en su XIX pregón, que se celebró en el Teatro Infanta Leonor. Unas doscientas personas acudieron a una cita “muy emotiva”, según destacó Cobo. Entre los invitados se encontraban la subdelegada del Gobierno, Francisca Molina; el alcalde, Javier Márquez; los concejales Isabel Azañón y Manuel Heras, y el teniente coronel jefe de la Comandancia, Luis Ortega, junto con el capellán, Antonio Aranda. Tras las palabras de presentación de Manuel Contreras, pregonero del año pasado, Isabel María Villar —hija del hermano mayor Prudencio Villar—, tomó el relevo y ofreció un discurso lleno de recuerdos íntimos, con vivencias muy emotivas y, en alguna ocasión, reivindicativo. “Un pregón valiente, excepcional”, resaltó Ricardo Cobo, y que “agradó” al público. Villar aprovechó la ocasión para ensalzar la figura de la Virgen de los Dolores, protagonista del cartel de este año. La pregonera recordó la salida en procesión de la Dolorosa de 2017, que fue “muy plástica”, con la alfombra de velas a los pies de la imagen, que, tal como promete el hermano mayor, “este año se repetirá de forma masiva”.

Un pregón “diferente”, en el que la figura del Nazareno, siempre presente en la cofradía, se “pausó” para resaltar a la Virgen pues, como afirmó Cobo, “no se puede concebir al Hijo sin la Madre”. Estos valores los puso en relieve la pregonera, en uno de los discursos “en femenino”. El discurso de la pregonera duró casi una hora. Al finalizar se dio paso al escenario del “Infanta Leonor” a la actuación de la Agrupación Músico-Cultural Maestro Miguel de Villargordo, que interpretó la marcha Nuestro Padre Jesús, que emocionó a los presentes. Como conclusión, el capellán, Antonio Aranda, cerró el acto con una lectura del Evangelio del día.