Actualizado
martes, 16 julio 2019
13:44
h
URGENTE

Pegalajar une la cocina jiennense

El restaurante “La Alcuza” celebra una velada especial con cocineros de toda la provincia
Ver comentarios

Una cena que es más que eso. Es todo un acontecimiento que permite unir la labor de muchos y muy buenos profesionales del mundo de la gastronomía de la provincia jiennense. Por tercer año consecutivo, el restaurante “La Alcuza” abrió sus puertas para que los asistentes viviesen una velada única y en el que el factor sorpresa suponía una parte vital de la celebración. “Quiero que para el cliente esto no sea un acontecimiento gastronómico, sino una experiencia”, explicó Juan Mesa, creador de esta idea y chef de este restaurante.

No es para menos, porque tras estos años, el trabajo que se elabora alrededor de este día es muy grande para que el público asistente se lleve el mejor sabor de boca de los platos que preparan y, que a su vez, se ponga en el mejor lugar posible a la cocina jiennense. Por este motivo, la cena resultó ser todo un acierto en el que la gastronomía, la complicidad y los buenos momentos fueron los condimentos necesarios para que los platos que salían de los fogones tuvieran el mejor sabor posible y estuviesen a la alturas de unas perspectivas que son cada vez más grandes. “Si las expectativas son mayores, nosotros tenemos que intentar cubrirlas. Hay muchos clientes que han repetido a lo largo de los años y sé que las expectativas eran muy altas, porque me lo han transmitido”, reconoce Mesa.

Sin embargo, como también explicó, el objetivo final de esta celebración no es ni obtener dinero, ni fama, tan solo promover la gastronomía y hacerlo dentro de una cena en la que varios cocineros de Jaén unen sus fuerzas para crear el menú perfecto. “El fin no es económico, ni lograr prestigio. El fin es Pegalajar, que la gente disfrute y que todo salga perfecto. Son cocineros muy buenos, no quiere decir que sean los mejores. La provincia de Jaén tiene en cada rincón un cocinero increíble, pero lo que están son parte de mí día a día y de este restaurante”, añade.

Fue una noche muy especial, incluso frenética, dentro de los fogones en los que unos cocineros vivían con ilusión la vuelta de esta celebración que esperan que siga siendo un acontecimiento para la provincia, pero sin dejar de ser una cena hecha entre amigos.