Actualizado
jueves, 20 junio 2019
01:12
h
URGENTE

El imprescindible tejido empresarial

La empresa Software DelSol gana el Premio Pyme del Año 2018 de Jaén

La empresa Software DelSol fue la ganadora del II Premio Pyme del Año 2018 de Jaén. Las Cámaras de Comercio de Andújar y Linares y el banco Santander convocaron este reconocimiento con la colaboración de Diario JAÉN. El presidente de la Cámara de Andújar, Eduardo Criado, y el de Linares, Raúl Caro, presidieron la entrega de premios junto al director de zona del Banco Santander, Alberto Vaquero; concejal de Desarrollo Económico, Jesús del Moral; y el redactor jefe de Diario JAÉN, José Manuel Serrano. Al acto también acudió la delegada de Conocimiento y Empleo, María Paz del Moral; así como la concejal de Promoción Local, Encarnación Camacho; junto a buena parte de la Corporación Municipal del Ayuntamiento de Andújar.

El presidente de la Cámara de Linares subrayó que se siente muy orgulloso de premiar la labor diaria de las empresas de la provincia de Jaén. Caro dio la enhorabuena a todas las compañías galardonadas y aseguró que desde este ente trabajarán para seguir premiando la actividad empresarial. Por su parte, José Manuel Serrano destacó el papel de las Cámaras de Comercio en la sociedad actual. El redactor jefe de Diario JAÉN explicó que es una obligación del periódico testar cómo están y qué hacen las empresas del tejido productivo. Asimismo, señaló que al igual que se critican las debilidades económicas de la provincia también se pone en valor el trabajo de los empresarios: “Nosotros, desde la Redacción intentamos poner el foco de atención en el tejido productivo que no es conocido por nuestros lectores”.

Por su parte, el director de zona del Banco Santander subrayó que una de sus premisas es contribuir al desarrollo de la economía y que la mejor manera de hacerlo es apoyando al tejido empresarial. También resaltó la importancia de la entidad en la economía. El concejal Jesús del Moral, por su parte, aseguró que en la provincia, así como en Andújar, hay empresarios “que no temen al riesgo y que, además, confían en sus potencialidades”. Destacó la implicación de las instituciones participantes en estos premios e informó del alto nivel de las empresas que participaron en esta segunda edición. Finalmente, Eduardo Criado apuntó que gran parte del tejido empresarial español está en las pymes. Igualmente, Criado recordó que para el reparto de riqueza “es necesario crearla primero”, y que son los empresarios los encargados de ello, con tesón y esfuerzo diario para abrir cada día los negocios.

La empresa “Mariscos Castellar S. L.” recibió el accésit en la categoría de Formación y Empleo. La directora de Recursos Humanos, Carmen Clavijo; y la adjunta a la dirección, Isabel María Ballesteros, recogieron el galardón en nombre de la organización. Mariscos Castellar celebró 50 años de su fundación y es uno de los tres cocederos más importantes de toda España, con una cocción diaria de 20.000 kilos de marisco.

La empresa familiar “Alcalá Oliva S. A.”, pionera en sus propios envases de monodosis, recibió el accésit en Digitalización e Innovación. El director general, Santiago Pérez, recogió el premio que le entregó Raúl Caro. Esta empresa jiennense forma parte de cientos de miles de bares de todo el panorama nacional, mediante sus “Experiencia Minioliva”. Además, factura casi 6 millones de euros y emplea a 12 personas.

La compañía andujareña de palets “Doyratrans 2005 S. L.” obtuvo el accésit en la categoría de Internacionalización. Jesús del Moral entregó el reconocimiento al director de logística de la empresa, Óscar Donaire. Esta posee una flota que supera la veintena de vehículos, con 35 empleados.

Y el premio Pyme de este año, que fue para Software DelSol y lo recogió Pilar Meseguer, subdirectora de la sociedad. Esta cumple 25 años en el sector tecnológico y tiene una plantilla de más de 170 personas, en las instalaciones del Parque Tecnológico Geolit. Destaca por su programa de responsabilidad social corporativa. En esta segunda edición 26 compañías presentaron su candidatura a estos premios. El objetivo es reconocer el trabajo constante de las pequeñas y medianas empresas, cuya actividad es primordial para la creación de empleo y riqueza.