La campaña de aceituna provoca un descenso de 6.549 parados

La provincia termina el año con 564 desempleados más que en 2018

14 ene 2020 / 08:59 H.

La economía jiennense se centra en el campo y, en concreto en el olivar, una causa que tiene un efecto inmediato en los datos del paro en estas fechas con la campaña de recogida de aceituna. Son trabajos temporales, los más afortunados estarán lejos de las colas del INEM dos o tres meses, pero bienvenido sea. De esta manera, el año terminó con 6.549 parados menos en comparación al mes anterior, un 13,49%, y se cifra en 41.984 desempleados en la provincia a la conclusión de 2019. La nota negativa llega en relación con el ejercicio anterior, ya que había 564 personas más trabajando a su finalización.

Así, los datos ponen de relieve que Jaén vuelve a marcar el mejor registro nacional de bajada del paro. En término absolutos, es la mayor caída del desempleo del país, según los datos del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. Casi 7.000 personas se han puesto a trabajar gracias a la campaña de recogida de la aceituna o a la actividad y el crecimiento del consumo que se genera durante la Navidad. Además, la provincia, con 6.549 desempleados menos, supone un 19 por ciento de la cifra total española (34.579) en diciembre. En el ámbito andaluz, Jaén también se encuentra a la cabeza con bastante diferencia respecto a Granada que es la segunda provincia que más bajó el paro, con 2.913 desempleados menos durante el mes pasado. Hay que destacar que todas las provincias disminuyeron las listas del paro en diciembre.

Por otro lado, Jaén también lidera el dato negativo en relación a 2019, y es que subió la cifra de desempleados en 564 personas, lejos de la tendencia autonómica donde bajó en 10.833 a lo largo de todo el año. Córdoba (81) y Huelva (64) son las únicas provincias que aumentan. Así, el total de parados al finalizar 2019 vuelve a situarse en Andalucía por debajo de los 800.000 desempleados; en concreto, con 777.934 personas. En el pasado mes de diciembre, Andalucía registró un descenso del 2,10% en el número de parados en relación con noviembre, con 16.681 desempleados menos.

La bajada mensual autonómica es la mayor de toda España. A nivel nacional, el número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo bajó en 38.692 desempleados en 2019, un 1,2% menos, séptimo descenso anual consecutivo, aunque el menos pronunciado desde que España inició la recuperación en 2013. El volumen total de parados alcanzó al finalizar el ejercicio la cifra de 3.163.605 desempleados, la más baja desde 2008.

En cuanto a sectores de actividad económica, el servicios fue el que más disminuyó en la provincia con 3.287 personas en las listas del paro, ocasionado por la Navidad. Tras este se encuentra la agricultura, que supuso 2.320 parados menos. Sin empleo anterior (408), industria (275) y construcción (259) completan los datos globales de Jaén. Así, al término de 2019 quedaron 41.984 jiennenses sin trabajo, de los cuales 26.445 pertenecen al sector servicios; 5.017 a la agricultura; 4.731 sin empleo anterior; 3.274 a la industria y 2.517 a la construcción. Por su parte, las mujeres son las más afectadas por el paro y es que suponen el 67,2% de todos los desempleados en la provincia, con 28.220, de las cuales 2.543 son menores de 25 años y 25.677 en el resto de edades.

La afiliación a la Seguridad social también mejora en 29.441 nuevos cotizantes en el último mes, lo que sitúa el total de afiliados al sistema en 265.629 personas en la provincia, 1.786 menos que el ejercicio anterior. La contratación también aumentó en un 167 por ciento, respecto al mes anterior, al haberse formalizado 79.431 nuevos contratos en diciembre. Eso sí, hay que tener en cuenta que la práctica totalidad de esas relaciones laborales fueron temporales. Jaén se sitúa como la provincia con la más alta tasa de temporalidad del país, ya que solo un 2 por ciento de los contratos que se firman son de carácter indefinido. Por eso, no hay que ser muy entusiastas, ya que la bajada del desempleo en la provincia tiene un marcado carácter estacional y que, en las próximas semanas, se producirá el efecto contrario: Jaén liderará el ranking nacional de destrucción de empleo, ya que habrán finalizado la recolección de la aceituna y la campaña navideña. En cuanto a Andalucía, la Seguridad Social cerró el ejercicio con un aumento absoluto de 65.201 afiliados (2,10%), y en diciembre se incrementó en 38.053 cotizantes en relación con el mes anterior (1,21%), con lo que el total de ocupados se situó al finalizar el año en 3.175.372.

La secretaria de Empleo del PSOE de Jaén, Isabel Uceda, subrayó que la cifra de 6.549 parados menos en la provincia, “es un indicador positivo para nuestra tierra”. “Espero que la puerta de empleo de calidad continúe abierta a los jiennenses, aunque todavía queda mucho camino que recorrer y tenemos que sumar entre todas las administraciones para que estos datos no sean temporales”, apuntó Uceda, que añadió que la clave es que “veamos la luz a un Gobierno progresista en España, que luche por los derechos de los trabajadores, mirando con especial atención a los jóvenes del país”.

ERIK DOMÍNGUEZ

El diputado autonómico y portavoz de empleo en el Parlamento de Andalucía por el PP, Erik Domínguez realizó una valoración de los datos de paro: “Son datos normales en la provincia en un mes de diciembre donde se genera mucho empleo coyuntural por la campaña de recogida de la aceituna y que, por lo tanto, nos marcan un camino para que desde las distintas administraciones trabajemos por generar nuevas expectativas de empleo para los jiennenses y que no sea solo el sector agrícola el que genere empleo”. “Jaén fue la que más sufrió la desaceleración en creación de empleo”.
SARA GARCÍA

Sara García, secretaria de Empleo y Juventud de CC OO, valoró los datos del paro. “La precarización laboral es un modo de opresión que repercute negativamente lastrando oportunidades y erosionando derechos en el ámbito del trabajo y el empleo, y que traslada sus efectos a todo el tejido social, fragilizándolo”, pronunció García, que señaló que los distintos gobiernos deben apostar por impulsar otra política de creación de empleo, crecimiento económico con innovación y tecnología. “Debe haber un mercado capaz de convertirse en productividad y no en inestabilidad y precariedad”.

El secretario general de UGT, Manuel Salazar, valoró negativamente los datos, ya que “además de ser el menor descenso en diciembre de los últimos cuatro años, viene marcado por la temporalidad extrema de los contratos para las campañas del olivar y navideña con un descenso del empleo registrado en el último año del 1,36 por ciento". “Difícilmente pararemos el problema creciente de la despoblación de nuestros pueblos, si la mujer no encuentra oportunidades laborales que arraiguen a la población al territorio", agregó Salazar, que hizo balance de “un mal año para la provincia de Jaén”.

JOAQUÍN ÁLVAREZ

El presidente de CSIF en Jaén, Joaquín Álvarez, manifestó que el mes de diciembre siempre es un buen mes para la bajada en el número de parados en Jaén, ya que la campaña de la aceituna y la de Navidad absorben la mayoría de los nuevos trabajadores. “Sin embargo, a pesar de los buenos datos, ya se intuye la ralentización de la economía. Diciembre de 2018 absorbía 2.000 parados más y, es más, con respecto a dicho mes, los parados en la provincia suben en más de 500”. “Los indicadores alertan de una nuevo bajón de la economía y Jaén no está preparada para ello”, concluyó Álvarez.