Actualizado
martes, 16 julio 2019
13:44
h
URGENTE

Serrano niega que apoye a “La Manada”

Critica la sentencia porque se dictó “bajo presión mediática”
  • POLÉMICA. Francisco Serrano aclara que no defiende a La Manada
    POLÉMICA. Francisco Serrano aclara que no defiende a La Manada

El presidente de Vox en el Parlamento andaluz, Francisco Serrano, defendió ayer que se “ha limitado” a criticar “a título personal” la sentencia condenatoria por agresión sexual a los cinco miembros de ‘La Manada’, la cual fue dictada “bajo la presión mediática de grupos que poder que quieren imponer sus prejuicios”. Así lo expresó Serrano después de que este pasado sábado lamentara la decisión del Tribunal Supremo (TS), organismo que les condenó por un delito de agresión sexual y no de abuso sexual como sí se hizo en primera instancia, dado que, en su opinión, la sentencia apunta que “hasta un gatillazo podría terminar con el impotente en prisión”. Fruto de estas declaraciones, en la tarde de este pasado sábado, el portavoz parlamentario de Vox en Andalucía, Alejandro Hernández, desvinculó al partido de las palabras de Serrano señalando su “máximo respeto por las resoluciones de los Juzgados y Tribunales”.

En este sentido, el líder de Vox en Andalucía difundió ayer un comunicado subrayando que “en ningún momento ha defendido a los miembros de La Manada” porque son “unos machistas con los que de forma maliciosa se ha querido identificar a la población masculina heterosexual española”.

Así, reiteró que se ha “limitado” a “hacer crítica de una sentencia en base a una circular de la propia Fiscalía General del Estado, la Circular 1/2018, sobre cuestiones que suscita la nueva regulación de segunda instancia en materia penal”. Al hilo, afirmó que “agravar la pena o condenar a un absuelto en primera instancia, va en contra del principio de inmediación en la apreciación de la prueba”, por lo que “hubiera sido necesario repetir el juicio ante el Supremo, o la práctica de toda la prueba y la audiencia de los acusados”.

“Puedo hablar con propiedad sobre la materia, pues precisamente esa fue la causa por la que se anuló mi condena por prevaricación dolosa ante el Tribunal Supremo por parte del Tribunal Constitucional”, expresó a la par que señaló que “de forma quizás inapropiada y no comprendida he querido advertir de las graves consecuencias que una interpretación literal de esta sentencia puede conllevar de futuro para la relaciones entre hombres y mujeres”.