Actualizado
lunes, 15 julio 2019
20:16
h
URGENTE

La CHG acuerda con los regantes un aumento en la dotación de agua

Ver comentarios
|
15/05/2019
  • Imagen de archivo del periódico.
    Imagen de archivo del periódico.

El Pleno de la Comisión de Desembalse del Guadalquivir, que reúne a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) y a los regantes de la cuenca homónima, finalizó este miércoles con un acuerdo que supone un aumento en la dotación de agua hasta los 5.400 metros cúbicos por hectárea —similar al año pasado—, frente a los 4.500 que se aprobaron el pasado 2 de abril.

Aunque, en declaraciones a los medios tras la reunión, el presidente de la CHG, Joaquín Páez, señaló que “casi prácticamente la totalidad de los usuarios de la cuenca van a ver cumplidas sus expectativas", llamó la atención sobre el hecho de que se haya registrado un 25 por ciento menos de lluvia respecto a la media de los últimos 25 años y un 74 por ciento menos de aportación en los embalses.

"Hemos tenido un año malísimo. En esta coyuntura, no podemos hacer grandes alardes en el reparto del agua", subrayó un Paéz que advirtió de que el cambio climático va a hacer que, "queramos o no, no vaya a haber las mismas aportaciones de los ríos que hace 25 años".

En este sentido, el presidente de la CHG instó a los regantes a "interiorizar" los efectos del cambio climático: "Los recursos disponibles van a ser menores. Cada vez habrá menos agua, más contaminada y se dará una mayor erosión". Por elló, apostó por trabajar para que los regantes se adapten y por que la CHG ayude para ser "más eficiente y eficaz".

En cuanto al anuncio de movilizaciones en el sector olivarero de Jaén, apuntó que la CHG gestiona el agua para "todos los usuarios de la cuenca y para asegurar que los ecosistemas gocen de salud", y añadió: "La garantía para que los regantes puedan continuar regando en corto, medio y largo plazo es gestionar con racionalidad el agua". Así, consideró "inoportuno" que se saquen los tractores a la calle, aunque se ha mostrado abierto a escucharlos.

Por su parte, desde la Asociación de Comunidades de Regantes de Andalucía (Feragua) se valoró la aprobación de una dotación de 5.400 metros cúbicos por hectárea, si bien su presidente, José Manuel Cepeda, reconoció no entender por qué la dotación es inferior a la aprobada en 2017, de 5.500 metros cúbicos por hectáreas, “cuando la situación de reservas en la cuenca es similar a entonces" —la dotación aprobada este miércoles supone un diez por ciento de reducción sobre la dotación normal de 6.000 metros cúbicos por hectárea—. Además, desde Feragua se mostró disconformidad con el desembalse aprobado de 1.260 hectómetro cúbicos frente a los 1.320 solicitados, ya que "se corre riesgo de no garantizar las dotaciones aprobadas".

De esta manera, Feragua exigió que se aumenten los recursos a desembalsar en 60 hectómetros cúbicos, lo que supondría un 27 por ciento del aumento de recurso que la cuenca ha tenido —224 hectómetros cúbicos—, y que se dejara un 73 por ciento para mejorar la garantía de la próxima campaña.

Por último, desde la asociación se aportó una serie de propuestas ante el déficit hídrico estructural de la cuenca. En cuanto a la demanda, se pidió no incrementar nuevos regadíos, así como modernizar y incorporar nuevas tecnologías para optimizar el recurso hídrico. En cuanto a la oferta, entre otras medidas, se reclamó la incentivación del uso balsas de riego a nivel de zonas regables.