Actualizado
lunes, 15 julio 2019
22:12
h
URGENTE

El presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno, se compromete con Marruecos a que Andalucía “hará valer su peso demográfico” ante la Unión Europea, una vez que se constituya la Comisión Europea, y también ante el Gobierno de España, para que haya una “mayor sensibilidad” y se aumenten los recursos económicos destinados a controlar el flujo migratorio en la frontera sur de Europa.

“No puede ser que la UE no haga el mismo esfuerzo en el sur de Europa que sí hace en otras zonas del este como Turquía”, advirtió Moreno, quien consideró que estamos ante una “asignatura pendiente” por parte de esta institución, ante lo cual Andalucía ejercerá “presión y determinación”. Así se pronunció ante los medios en una comparecencia pública después de mantener distintos encuentros con ministros del Gobierno marroquí, en el marco de su viaje oficial al Reino de Marruecos, entre ellos con el ministro en funciones de Interior, Noureddine Boutayeb, y el ministro de Asuntos Exteriores, Nasser Bourita.

Moreno, que declaró en la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores tras finalizar una reunión de más de dos horas con el ministro del ramo, explicó que el Gobierno andaluz y el marroquí comparten su preocupación por el flujo migratorio entre ambos países y la necesidad de limitarlo. Tras poner en valor el importante esfuerzo que Marruecos realiza en esta materia, “con todos los medios humanos y técnicos” de los que dispone, el jefe del Ejecutivo andaluz reiteró la necesidad de mayores políticas de cooperación a nivel de la UE, “que tiene que mirar al sur de Europa, al Estrecho y a Marruecos”. Durante su intervención, Moreno señaló también el “espíritu de máxima colaboración” entre Andalucía y Marruecos en lo que se refiere a la identificación y devolución de los menores no acompañados (MENA) que llegan a la comunidad, 1.600 en lo que va de año. De ellos, el 70 por ciento se da de alta voluntaria en los centros de acogida existentes en Andalucía.

El presidente de la Junta, que señaló que la legislación no permite devoluciones “tan rápidas como nos gustaría”, indicó que se trata de un problema complejo pero que existe una plena voluntad por parte de Marruecos para lograr soluciones “satisfactorias”.

En este contexto, trasladó al Gobierno marroquí su firme apuesta por mejorar los servicios que prestan estos centros de acogida, por mejorar la colaboración con las autoridades marroquíes y por reclamar más medios a la Unión Europea también para este asunto.