URGENTE

“Vosotros machistas sois los terroristas”

Cinco mil mujeres y hombres claman por la igualdad y contra la violencia

Usted, ¿por qué se manifiesta? “Te parece poco”, responde Ángel, que mira a su nieta Alba, una chiquilla preciosa, para dejar claro que ella es la razón principal que le lleva a salir a la calle el Día Internacional de la Mujer. “Tenemos hijas, hijos, nietos y nietas, esa es la igualdad y hay que defenderla”, asegura este jiennense al que acompaña su mujer, Concha. “Ya está bien de tener miedo, quiero que la nena cuando sea mayor y vaya por la calle no tenga miedo. No puede ser que solo suspiremos tranquilos cuando viene un niño al mundo”, reflexiona ella. El matrimonio acompaña a los padres de la cría, van todos en familia y se hacen una foto para recordar su participación en la protesta, un acto organizado por la Asamblea Organizativa 8M Jaén, formada por colectivos feministas y asociaciones de mujeres, a la que se sumaron los sindicatos y partidos políticos. Fue una serpiente humana, muy larga, cuando la cabeza estaba a la altura de la Plaza de las Batallas, la cola todavía estaba en la de la Constitución, con la Avenida de Madrid y la calle Baeza llenas. Cinco mil mujeres y hombres, según los datos de la Concejalía de Seguridad Ciudadana, una multitud que convierte al 8M de ayer en histórico. Le quita el título al del año pasado, cuando participaron tres mil personas. Se escucha de fondo “vosotros machistas sois los terroristas” y Tomás deja claro que le parece “terrible” que haya quien considere que las mujeres que exigen un trato igualitario sean insultadas con términos como “feminazis” por partidos de derecha radical y movimientos como la asociación ultracatólica Hazte Oir. “Es la primera vez que vengo, ya tenía ganas, pero no he podido hasta que me he jubilado. En Jaén como que no nos gusta manifestarnos y hay que hacerlo, sobre todo, por causas como esta. Soy feminista de toda la vida y siempre he pensado que si nos gobernaran las mujeres, nos iría mejor”, asegura este hombre. Tiene casi 70 años.

Hay una gran cantidad de policías locales y de la Comisaría, un despliegue que protege a los participantes en una fiesta en la que la mayor transgresión son rimas del tipo “estamos hasta el culo de tanto machirulo”. Suenan los tambores, que es ya todo un clásico de estos actos en la capital, que animan a los presentes, entre los que se ve a gran cantidad de políticos y representantes de organizaciones de trabajadores. Muchos visten con camisetas moradas y pañuelos del mismo color, la indumentaria oficial. Este color no está elegido al tuntún, ya que se vincula a un suceso trágico que impulsó las primeras grandes protestas feministas que, según una de las versiones más extendidas, comenzaron a raíz de un incendio en el que murieron decenas de trabajadoras de una fábrica textil de Nueva York. Ocurrió en los primeros años del siglo pasado y las camisas que tejían eran de color lila.

Tomás García Alcántara es otro de los que se estrena en el 8M. “Estamos amenazados por la ultraderecha, que quiere acabar con logros sociales que están consolidados. Hay que movilizarse”, sostiene y eso que aclara que, salvo después de algún atentado, no suele ejercer este derecho. “Debemos ser solidarios y reconocer que vivimos en un país patriarcal. No está bien que las mujeres sean como de segunda división y tenemos que ponerle freno”, sostiene.

hechos. En jornadas como la de ayer, conviene recordar los motivos que hacen que la gente salga a la calle. Por ejemplo, según UGT, en Jaén, los hombres cobran una media de 13.386 euros al año y las mujeres unos 11.208, es decir, hay una brecha del 17% y eso que la provincia es de las que más equilibrio tiene en las nóminas femeninas y masculinas de Andalucía. Los datos que maneja el II Plan Estratégico de la Provincia reflejan que ellas tienen un paro del 31,43%, ocho puntos por encima de los hombres o que, en 2017, se presentaron 1.485 denuncias por malos tratos. El 90,13% de los enjuiciados por estos hechos fue condenado, como recoge este organismo, que busca fórmulas para el desarrollo de la provincia y analiza su realidad social y económica. “En Jaén tenemos claro que nosotras no estamos en el centro y cada vez tenemos más trabas”, fue una de las frases del manifiesto que se leyó, al término de la manifestación, en la calle Bernabé Soriano. No cabía ni un alfiler. “Nuestra unión es la que hace posible que todos avancen”, continuaba esta declaración de intenciones, que se hizo llegar al público también en lengua de signos y que lanzó un mensaje tajante: “Somos mujeres, diversas y libres, así como la encargadas de reproducir la vida”.

Descenso de las víctimas de malos tratos y las denuncias

En 2018, los juzgados andaluces recibieron un total de 34.588 denuncias por violencia de género, lo que supone una disminución de 2,3 puntos respecto de 2017, cuando las denuncias fueron 35.398, según el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género. Las mujeres víctimas de violencia machista fueron 33.590, lo que supone un descenso del 2,8 por ciento. En cuanto a la tasa de mujeres víctimas de violencia de género por cada 10.000 mujeres, destacan por encima de la media nacional, que es de 66,56, las Comunidades de Baleares, con una ratio de 102,71, Comunidad Valenciana, con 86,97, Murcia, con 85,93, Canarias, con 78,85 y Andalucía, con 77,48 mientras que la ratio más baja se dio en Castilla y León, con 40,83, Extremadura, con 42,43 y Galicia, con una ratio de 44,13. Durante 2018 se solicitaron 9.482 órdenes de protección en los órganos judiciales. Un total de 8.763 órdenes de protección (que incluyen medidas de protección y seguridad de las víctimas) fueron solicitadas en los juzgados de violencia sobre la mujer y otras 719 lo fueron en los juzgados de guardia. El incremento de solicitudes de órdenes de protección en los juzgados especializados con respecto a 2017 fue de un 0,2 por ciento. Un 76,7 por ciento de las órdenes de protección solicitadas fueron adoptadas (6.728), 2,2 puntos por encima del año anterior. En los juzgados de guardia, se acordaron 609 órdenes de protección, lo que supone un 84,7 por ciento del total de las solicitadas.