Un vídeo pone en entredicho el servicio de limpieza en la capital

CC OO asegura que falta personal y 25 asociaciones ven la ciudad muy sucia

26 jun 2018 / 08:03 H.

Un vídeo de WhatsApp, que pasa de móvil a móvil a la velocidad de la luz, es lo que faltaba para situar al servicio de recogida de basura y limpieza viaria como cuestión central en gran parte de las tertulias del comienzo del caluroso estío en la capital del Santo Reino. Captada en el Puente de la Sierra y, en manos de este periódico gracias a “Puensi”, la asociación vecinos de este barrio, la grabación es de un vecino que sigue a un camión de FCC, empresa que, salvo que el Ayuntamiento le retire el contrato, tiene asegurados, durante los próximos 12 años, prorrogables a 20, ingresos por valor de 13,2 millones de euros por dejar el casco urbano como una patena. Pero nada más lejos de lo que ocurre en esta escena, en la que, al ritmo de la música del coche del improvisado reportero, se ve como el vehículo se detiene junto a un contenedor y, tras esperar unos segundos, continúa su marcha. En el lugar de los hechos quedan decenas de bolsas y otros enseres. No es algo aislado, puesto que las quejas por las deficiencias de un servicio tan básico como este van desde el Polígono de Los Olivares al centro de la capital, donde hay comerciantes que aseguran que sus negocios están invadidos de cucarachas y ratas, pasando por Santa Isabel, donde los desperdicios se acumulan durante días, por ejemplo, en Sagrado Corazón de Jesús, al Bulevar. CC OO, con mayoría en el comité de la empresa de la basura, lo tiene claro. Jaén está más sucia porque falta personal. El secretario general del sindicato en la provincia, Francisco Cantero, cree que, a diario, faltan unas cuarenta personas para quitar suciedad de las vía pública y vaciar los contenedores. La denuncia, por sobrecarga del personal, ya está en manos de la Inspección de Trabajo.

La reducción de la mano de obra se debe, como apunta Cantero, a la amortización de algunos puestos de personal que se jubila y al reparto de los turnos de trabajo, entre otros factores. En román paladino, el problema está en que hay más zonas que atender con menos empleados. CC OO ya amagó con ir a la huelga por la falta de conexión con FCC y vigila con lupa lo que ocurre actualmente.

La Federación de Asociaciones de Vecinos Objetivos Comunes (OCO), que preside Pepi Alcántara y que representa a 25 entidades ciudadanas, pide explicaciones al Ayuntamiento por lo que sucede. En un escrito, dirigido a las áreas de Mantenimiento Urbano y Participación Ciudadana, lamentan la desinformación existente sobre el grado de cumplimiento del nuevo contrato de limpieza, con lagunas en cuestiones tan básicas como a que hora pasa el camión de la basura, con que frecuencia se barre el suelo y si se tiene en cuenta la necesidad de desinsectar y desarratizar. La responsanble de OCO, que no niega que hay que atajar ciertas conductas incívicas, como depositar muebles viejos en cualquier sitio, también está convencida de que es necesario que FCC cumplan con todas las obligaciones contractuales, lo que, en su opinión, no hace. “Jaén da la sensación de que cada vez está más sucio”, sostiene en la solicitud remitida al Gobierno municipal.

En la última Comisión de Hacienda, —en la que, precisamente el Ayuntamiento aprobó la creación de una oficina para incrementar el control sobre las grandes concesionarias, entre la que está FCC—, la concejal de Jaén en Común, María Dolores Nieto exigió que la oferta técnica del servicio de recogida domiciliaria de basura y limpieza se publique en el Portal de Transparencia del Ayuntamiento. “Es este documento, y no únicamente el pliego de condiciones, el que marca los compromisos adquiridos por la empresa en la prestación del servicio. En este sentido, la ordenanza municipal es muy clara”, aseguró. El portavoz de la formación, Manuel Montejo, recuerda que, en el pleno de septiembre de 2017, ya advirtió del “inmenso historial de incumplimientos, sanciones e irregularidades de esta empresa por toda España”. “Hay que abrir la puerta a la remunicipalización del servicio para que la gestión sea pública, más barata y de más calidad”, dijo. Aún no se plantea la solución del rescate de la concesión, pero el concejal de Hacienda y Contratación, Manuel Bonilla, explicó que el Gobierno local pidió a la Policía Local que vigile si se registra alguna disfunción en cuanto a la recogida de residuos y limpieza viaria que se pueda atribuir a la empresa. Además de la vigilancia pura y dura, ya están en marcha otros pasos necesarios para sancionar económicamente a la contratista, si se demuestra que no atiende sus obligaciones. Y es que, por el momento, se frena el visado de las facturas que presenta la multinacional, esto es, que no se conforman estos pagos. De esta forma, si se corrobora que la compañía no atendió el pliego de condiciones será más fácil aplicarle las sanciones económicas correspondientes. Además, hay un informe en marcha para verificar si, seis meses después de entrar en vigor el contrato con FCC, tal y como estaba pactado, ya están incorporada la maquinaria prevista para mejorar el servicio en la ciudad.