Actualizado
miércoles, 19 junio 2019
22:25
h
URGENTE

Sin apoyos al plan del Quiebrajano

Socialistas y JeC se abstienen porque el pantano es de abastecimiento
  • RESERVA. El pantano del Quiebrajano, entre los términos de Jaén, Valdepeñas y Campillo de Arenas.
    RESERVA. El pantano del Quiebrajano, entre los términos de Jaén, Valdepeñas y Campillo de Arenas.

No sabía si era mi madre que me estaba regañando”, le espetó la concejal de Turismo, Charo Morales de Coca, a la socialista África Colomo, después de que esta última cargara contra su propuesta de aprovechar el pantano del Quiebrajano para la práctica de actividades deportivas acuáticas. La edil del PSOE negó la mayor y juzgó sobre la idea municipal: “No hay estudio sobre las posibilidades de cumplir con el proyecto. No han hecho nada cuando estaban en el Gobierno, porque sabían que no era viable y el pantano no está en el término jiennense. ¿Hacer parapente en la Peña de Martos o kayak en la Charca de Pegalajar, eso es lo próximo que van a traer ustedes? Tienen que cerrar proyectos que ya están en marcha, como la recuperación de Los Cañones. Lo tienen todo manga por hombro”.

La portavoz en este punto del principal partido de la oposición, de esta forma, centró el debate sobre el hecho de que el embalse ni siquiera se encuentra en su mayor parte en la capital y lamentó que, a pesar de ello, el Gobierno municipal lance la propuesta sin contactar con el resto de ayuntamientos involucrados, en este caso, el de Valdepeñas de Jaén y el de Campillo de Arenas. “Una ocurrencia”, en definitiva, para el PSOE que, aun así, optó por abstenerse en la votación. Sara Martínez, de JeC, hizo hincapié en que el principal uso del Quiebrajano es para abastecimiento y que, al igual que ocurre con otras infraestructuras de este tipo, este hecho desaconseja proyectos de este estilo. La edil de JeC, de hecho, creyó más interesante que el pleno debata sobre cómo puede la capital reducir su dependencia para el consumo de agua de este recurso. En todo caso, tampoco dijo que no, sino que se abstuvo, a la espera de una mayor concreción. Los dos concejales no adscritos presentes, Iván Martínez y Víctor Santiago, sí respaldaron la propuesta de los responsables municipales, al entender que podría generar una mayor actividad turística, al calor de la práctica de deportes acuáticos, la organización de competiciones e, incluso, la creación de una nueva zona de ocio, una playa de interior en la ciudad. “Hemos traído una propuesta seria de trabajo”, defendió Morales de Coca. La edil, ante las críticas de que el plan de aprovechamiento del pantano solo se había sustanciado en un folio y medio, como le reprocharon los socialistas, aseguró que, por el momento, se trabaja conforme a lo solicitado por la Subdelegación. Y es que, a través de la representación de la Administración General del Estado, se hizo llegar el interés municipal en sacar un mayor rendimiento al Quiebrajano a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, que es la entidad encargada de la gestión de esta reserva hídrica. La iniciativa, a pesar del poco entusiasmo despertado en las filas del PSOE y JeC salió adelante.

En noviembre pasado, la concejal de Turismo, en compañía del responsable de Deportes, José María Álvarez, explicaron en persona a la subdelegada del Gobierno, Catalina Madueño, sus intenciones. La propuesta, supeditada como se dejó claro a la supervisión y el visto bueno de los técnicos, pasa por el uso del pantano para la navegación sin motor e implicaría el arreglo de la periferia del pantano.

En otros debates plenarios, la oposición le echó en cara al equipo de Gobierno que descuide recursos que sí existen para aprovechar el rico patrimonio natural del término municipal, como la Cañada de las Hazadillas o las zonas de recreo que existen en entornos como el parque periurbano del cerro de Santa Catalina. Ayer, también salieron a relucir estas quejas, al igual que la necesidad de tomar medidas para frenar el avance de plagas como el picudo rojo, que amenaza con acabar con todas las palmeras que hay en Jaén.