Actualizado
lunes, 22 julio 2019
12:46
h
URGENTE

No voy a hacer comentarios de ningún tipo". Fue lo que dijo el regidor en funciones y candidato del PP a la Alcaldía, Javier Márquez, al ser preguntado por las negociaciones para formar el nuevo Gobierno municipal jiennense. De hecho, casi no le dio tiempo a plantear la cuestión a los periodistas, que le esperaban, en la inauguración de la Feria del Emprendimiento, en el Parque de la Concordia, dispuestos a conocer lo que sabe y lo que desconoce acerca de las conversaciones para decidir quién será el que se haga con la vara de mando, el próximo 15 de junio. El máximo responsable municipal no depende de sí mismo para continuar en el cargo, le hace falta llegar a un acuerdo con Ciudadanos y el concurso de Vox en esta maniobra. La lista que encabezó Márquez obtuvo 14.577 votos el pasado 26M, unos resultados malos que le dieron 8 concejales, frente a los 12 de los que gozó su partido, el PP, en el mandato que expira. Para que los populares se mantengan al frente de la Administración local, Cs, con 4 asientos en el pleno, tiene que darles su apoyo y Vox, con 2, por lo menos, no oponerse en la investidura del nuevo alcalde o alcaldesa, con una abstención. Las tres fuerzas suman 14 concejales. El partido vencedor en los comicios, el PSOE, logró 11 escaños, a 3 de la mayoría absoluta, el arco municipal lo completa Adelante Jaén, la confluencia de Podemos e IU, con dos representantes.

La última vez que Márquez dijo algo sobre los resultados fue en la noche electoral. Hasta el 96% del escrutinio, los socialistas tuvieron 12 concejales pero, a última hora, perdieron uno a favor de Vox, el cambio fue celebrado como si un edil propio en el “cuartel general” de campaña de Márquez, que fue un bar de la calle Bernabé Soriano, no la sede del partido, en San Clemente, al grito de “alcalde, alcalde”. El aludido, de hecho, calificó el escenario de “bueno”, al tener en cuenta, “la división del centro-derecha" y dio por hecho que, junto a Cs y Vox, se conformaba un bloque que tenía mayoría absoluta. Sobre la marcha, ofreció “diálogo” para “intentar liderar" el tripartito. En sus cuentas de las redes sociales, agradeció el respaldo a todos los votantes y, después, en Twitter, agradeció al presidente andaluz y líder regional del PP, Juan Manuel Moreno, un mensaje que le daba ánimos. Desde entonces, y va para dos semanas, ni una palabra en público sobre el nuevo escenario político de la capital.

Salud Anguita, tras serlo de Ciudadanos en 2015, fue la candidata a la Alcaldía de Vox en las pasadas municipales, y se sentará como concejal de este partido en la Corporación, junto a Manuel Ureña. Ellos tienen, junto a Cs, la llave para conformar un equipo de Gobierno de derechas en Jaén. Por el momento, como confirmó a este periódico ayer, nadie le ha pedido mantener una reunión para abordar cómo hacerlo. Lo debería de hacer el presidente del PP de Málaga y consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, o alguien en su nombre, ya que a este le encomendó el presidente de los populares andaluces, el pasado lunes, que encabece un comité que negocie con Vox, y también con Cs, para no dejar escapar los ayuntamientos de Jaén, Córdoba y Granada, donde es necesario un acuerdo con estas dos fuerzas, y también Málaga, donde el PP solo tiene que ponerse de acuerdo con los naranjas. Cs, por su parte, ya ha dejado claro que no negociará con Vox. “Nadie se ha reunido todavía con nosotros”, dejó claro Anguita que, eso sí, advirtió: “Estamos a la espera de las órdenes que lleguen de nuestra dirección nacional”. “No tengo interés personal alguno en una fórmula u otra”, precisó, al ser preguntada sobre posibles vías de alianza, como formar parte de un futuro equipo de Gobierno o proceder, para facilitar un “pacto a la andaluza” que consistiría, como ocurrió en la Junta, en la abstención de su fuerza para facilitar que el poder recaiga en los populares y Cs. En definitiva, como insistió, esperará a recibir las instrucciones que le lleguen de Madrid. ¿Y que dice Vox? El denominado como Comité Ejecutivo Nacional mostró la disposición a negociar con todas los partidos que, según un comunicado, “estén dispuestos a liderar un proyecto que deje fuera de los gobiernos regionales y municipales a los partidos de izquierdas”, es decir, en clave de la capital, al PSOE y Adelante Jaén. Pero, eso sí, ponen como “condición indispensable” que todo aquel que quiera su apoyo se siente con el comité negociador creado al efecto y que está compuesto por el portavoz del grupo parlamentario, Iván Espinosa de los Monteros, la diputada por Granada Macarena Olona; el vicesecretario Jurídico de VOX, Pedro Fernández; el vicesecretario de Presidencia del Partido, Enrique Cabanas; y el vicepresidente Primero de la formación, Víctor González. Tienen otra premisa, que puede ser crucial, ya que se muestran convencidos de solicitar en ese diálogo “la entrada en los gobiernos municipales y autonómicos como parte de las condiciones para apoyar a otros partidos en la formación de los nuevos ayuntamientos”.

No es que el comité de dirección de Vox le sea ajeno a la concejal jiennense Salud Anguita, ya que forma parte del mismo, como vicesecretaría de Implantación Territorial, un área que depende de la Secretaria General, que está en manos de Javier Ortega Smith que, a su vez, aspira a entrar en el Ayuntamiento de Madrid, donde se da una situación casi calcada a la de Jaén.

una agenda municipal en funciones

El alcalde, desde las elecciones municipales, ha compartido actos con responsables de su partido, el PP, y también de Ciudadanos, socio en el Gobierno andaluz de estos. Incluso, se sentó cerca del máximo responsable provincial del PSOE y presidente de la Diputación, Francisco Reyes, en los actos con motivo del 175 Aniversario de la Guardia Civil. Todo en clave institucional, como máximo responsable municipal en funciones, y sin prodigarse mucho, como tiene por costumbre.

Cuatro concejalías, diálogo con PP y PSOE y lejanía de Cs con sus ex
idcon=13971950;order=11

Ciudadanos Jaén Ciudad, es decir, la agrupación de la capital, no habla sobre las negociaciones para formar el nuevo Gobierno municipal más allá de lo que su candidata a la Alcaldía y coordinadora local, María Cantos, ha ido deslizando. Y no es poco, la cabeza de lista naranja ya dejó claras algunas claves, como que quiere tener poder en el nuevo organigrama que dirija el Ayuntamiento, de hecho, no solo ella, ya que solicita cuatro concejalías, tantas como ediles tiene la fuerza que representa, entre ellas, Urbanismo y Mantenimiento Urbano. También reclama para sí ser la “vicealcaldesa”. En clave de negociación, también avanzó que está dispuesta a dialogar con los socialistas y con el PP y a convencer al comité de pactos de su partido, cuya llegada a la ciudad se espera ya, de que tenga en cuenta la decisión que se adopte en Jaén, más allá de que la decisión se tenga que tomar de forma coordinada. Hay otras cuestiones importantes, como la lejanía manifiesta con Vox en Jaén, encabezado por una ex de su partido, con quien no ve posible un tripartito de gobierno, junto al PP, aunque no renuncie a que, en un momento dado, brinden su apoyo de forma indirecta.