Actualizado
miércoles, 26 junio 2019
02:06
h
URGENTE

Los jiennenses “caen rendidos” ante la moda de la cirugía estética

Solo uno de cada tres pacientes se informa del título profesional de su médico
Ver comentarios
  • INSTALACIONES. La cualificación de los médicos y un instrumental en buenas condiciones son esenciales.
    INSTALACIONES. La cualificación de los médicos y un instrumental en buenas condiciones son esenciales.
Las cifras
35%
de los jiennenses se informa de la cualificación de sus médicos.
66
por ciento de pacientes se somenten a un tratamiento en primavera

La imagen personal se ha convertido en uno de los focos más importantes para la sociedad actual. Por ello, son ya muchos los jiennenses que se suman a la idea de someterse a un tratamiento de cirugía plástica, estética o reparadora para conquistar a los demás a primera vista. Sin embargo, para que estos procedimientos concluyan de forma exitosa es imprescindible contar con un profesional titulado y cualificado para llevar a cabo los procedimientos. A pesar de esto, la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (Secpre) advierte de que tan solo el 34,83% de los jiennenses se informan de la cualificación del médico que realiza su intervención.

La Secpre realizó una encuesta por la que determinaron que el 16,48% de las intervenciones realizadas de cirugía estética tienen el objetivo de corregir intervenciones previas que resultaron defectuosas por ser realizadas en centros o por profesionales “inadecuados”. Ana Jiménez, secretaria general de la institución, apunta que esta circunstancia “complica las nuevas intervenciones desde el punto de vista clínico, conlleva evidentes trastornos emocionales para los pacientes y supone un sobrecoste si la intervención previa ha generado algún problema funcional y, en consecuencia, su corrección está cubierta por la sanidad pública”. Con ello, se pone de manifiesto que el intrusismo laboral en este sector acarrea un “grave” riesgo para la salud pública.

Esta misma encuesta realizada por la Secpre revela que este sector está muy marcado por la temporalidad. En concreto, el 66% de los cirujanos plásticos encuestados asegura que recibe la mayor demanda de intervenciones quirúrgico-estéticas en primavera, frente al 27% de entre el otoño e invierno y el 7% que afirma tener más pacientes interesados en verano. Según las encuesta, las operaciones más demandadas son el aumento de mamas (26,31%) y la liposucción (20,92%), dos intervenciones a las que sigue muy de cerca la abdominoplastia, que suele practicarse a pacientes que experimentaron un gran aumento de peso y que, poco después, lo han perdido. Otra de las estrellas de este campo es el rejuvenecimiento facial no quirúrgico, como los rellenos de ácido hialurónico y la aplicación de bótox. En la lista de tratamientos más usuales también se cuelan otros como la otoplastia, la corrección de orejas y la cirugía genital. “Retoques” a los que se recurre con mayor asiduidad tanto en Jaén como en el resto de España.

el foco de las redes sociales

foto de perfil. El deseo de salir impecables y atractivos en las redes sociales es uno de los motivos por los que las personas se someten a tratamientos de medicina estética, según señalan los doctores. El fenómeno de internet ha cambiado muchos aspectos de la sociedad, literalmente. De hecho, Isabel Cruz afirma que sabe que sus clientes quedaron satisfechos tras pasar por su clínica cuando cambian su foto de perfil de Facebook y Whatsapp. Según esta doctora, en las redes se pueden aplicar filtros para embellecer las fotos, mientras que con la medicina estética no haría falta utilizarlos.

el “SELFIE”, EL GRAN ALIADO

REVOLUCIÓN. Los cirujanos señalan que el fenómeno “selfie” y la influencia de los famosos son dos de los motivos que mueven a las personas a hacerse algún tipo de intervención. Según la encuesta de Secpre, solo el 4,99% de los profesionales sondeados dicen percibir peticiones de modificar algún rasgo físico para hacerlo parecido al de un famoso. Sin embargo, el porcentaje se eleva hasta el 10,15% (una de cada diez personas) en aquellos que buscan mejorar su aspecto influido por posibilidad de alcanzar una mayor difusión de imágenes en sus perfiles.