Los fuegos artificiales ponen luz y color al cielo jiennense

Muchos jiennenses se dan cita en Bulevar para vivir en directo esta muestra junto con sus familias

21 oct 2019 / 09:04 H.

Punto final a la Feria de San Lucas 2019. Se acabó con el espectáculo de fuegos artificiales que tuvo lugar en el Parque Andrés de Vandelvira para cerrar, un año más, las fiestas de la capital jiennense. Con el nombre de “Renovation”, esta exhibición llenó el cielo de Jaén con un colorido especial. Desde todos los puntos de la ciudad se pudo ver una magnífica función que cerró las feria después de nueve días de diversión.

Eran las 21:30 horas y muchas personas se reunieron en el Bulevar para vivir este espectáculo en primera persona. Acompañados de la música, la muestra pirotécnica dejó boquiabiertos a los jiennenses que miraban anonadados hacia el cielo y disfrutaban de la luz que deslumbraba en las estrellas. Los niños observaban con emoción en sus ojos. La mayoría no sentía miedo pero el ruido, aunque alguno que otro se le veía asustados por los estruendos que desprendían los fuegos artificiales por todo el parque.

El espectáculo dejó imágenes para el recuerdo con las diferentes formas que hacían en las alturas. Algunas parecían lágrimas cayendo al suelo y otras desprendían diferentes colores que se mezclaban entre sí para formar figuras bonitas para los jiennenses.

“La feria no termina hasta que disparan los fuegos artificiales”, “es una costumbre muy bonita y que no se puede perder nunca”, “vengo con mis hijos para que disfruten de este espectáculo”, “me alegra ver esto en cada San Lucas”. Estas eran algunas de las declaraciones de los presentes en el Parque Andrés Vandelvira que vivieron en primera plana una lluvia de colores en el cielo jiennense.

Es una tradición de cada Feria de San Lucas que no podía faltar a su cita en esta edición y que significa el final de unos días en los que los jiennenses disfrutaron y se divirtieron en familia y con amigos, además de reencontrarse con “viejos conocidos” como cada octubre en la capital. Un desenlace que acaba con la vuelta a la realidad, a la rutina diaria de los ciudadanos que ya esperan la llegada del próximo año para vivir de nuevo estas fiestas. El recinto ferial Alfonso Sánchez Herrera regresa a su calma, Jaén descansa de unos días frenéticos y con el fin de San Lucas llegó el frío y las lluvias que nos adentra en pleno otoño.