La subida del IBI, adelante con el apoyo en solitario de PSOE y Cs

El Gobierno local defiende la medida como de “obligado cumplimiento”

13 sep 2019 / 10:35 H.

Dos puntos. Es lo que tenía el orden del día del primer pleno del Ayuntamiento de Jaén tras las vacaciones. Un pleno “exprés” en el que el debate estaba servido desde el momento en que se supo que se aprobaría una subida del Impuesto de Bienes Inmuebles del 8,33%. Tanto el PSOE como Cs explicaron que el incremento había que llevarlo a cabo. María Orozco, concejal de Hacienda, defendió la medida como de “obligado cumplimiento”. “Hay que llevarlo a cabo, no es literatura creativa, no la hacemos porque nosotros queremos”, subrayó. Una medida que salió adelante con el voto a favor del actual equipo de Gobierno, y el contra de PP, Adelante Jaén y Vox.

Con este incremento el Ayuntamiento busca poder acogerse a los fondos estatales de ordenación y disponer de 26 millones de euros para pagar sentencias judiciales pendientes, y gran parte de ellos irán destinados a FCC, en concreto 21 millones, por los trabajos realizados en los años en los que trabajó sin contrato con el Ayuntamiento de Jaén.

Asimismo, otra de las medidas aprobadas fue la eliminación de la bonificación del 2,5 por ciento en la domiciliación de los recibos correspondientes al IBI, Tracción Mecánica e Impuesto de Actividades Económicas. Según Orozco, se trata de una subida “nimia” puesto que no llegará a los dos euros al mes. “No representa en la recaudación total más que el 1,5 por ciento, frente al 98,5 por ciento de recaudación sin domiciliar”, declaró la concejal.

Pagar esta deuda obliga a acometer una subida del plan de ajuste redactado por el PP. Lo cual supone incrementar el tipo aplicable en un 0,05%, es decir, pasar del 0,60 en el 0,65% y que traducido a los bolsillos de la ciudadanía es una subida de un 8,33 por ciento. Una situación requerida por “la vehemencia del Ministerio de Hacienda”. “Si seguimos incumpliendo reiteradamente la Administración general del Estado intervendrá al Ayuntamiento, y entonces las medidas serían mucho más drásticas”, puntualizó María Orozco.

Por su parte, la oposición criticó que el pleno se hubiera convocado sin que les hubiera llegado la correspondiente documentación con los informes y el listado de sentencias, papeles que llegaron una media hora antes del inicio del pleno y que forzó un receso para que los grupos pudieran examinarlo antes de la sesión. Una situación que provocó tensión entre los partidos y “encontronazos” por la “falta de transparencia del PSOE”. Desde el PP, el concejal Manuel Bonilla reprochó que el Gobierno local intentara “camuflar” la subida del IBI y rechazó lo que considera que es la hoja de ruta municipal. El antiguo concejal de Hacienda negó que el Ministerio les “amenazara” con subir el IBI y alegaron que existen otras alternativas. El portavoz de Adelante Jaén, Javier Ureña, definió la solución como “los mismos mecanismos que llevan a aplazar la deuda que continúa aumentando”. Reclamó “valentía” al nuevo Gobierno local y que “deje de culpar a la herencia recibida, como ya hicieron otros”. La portavoz de Vox, Salud Anquita, arremetió contra Cs, de quienes “no se puede fiar” por el rechazo en su programa electoral a la subida de impuestos. La plantilla de Onda Jaén también asistió como público para exigir una solución a su situación laboral.