La “Jaén vaciada” irá a Madrid a exigir soluciones para su futuro

Siete plataforma ciudadanas se suman a un movimiento que une a 24 provincias

30 mar 2019 / 11:06 H.

La premisa es sencilla de enunciar, pero muy difícil de lograr, si 24 provincias de España representan el 5% de la población del país, las inversiones de las administraciones públicas en estos territorios debe de ser, por lo menos, igual. Es la máxima de la bautizada como “Revuelta de la España vaciada”, el movimiento que protagonizan unos 90 colectivos que se desplazarán, desde 24 provincias hasta Madrid para, de esta forma, lograr ser escuchados, marcar las agendas. Pepe Polo, de la plataforma Teruel Existe, el colectivo que, a su pesar, es el pionero en exigir un trato justo de los poderes públicos para evitar su despoblación, es el portavoz de los portavoces de las distintas entidades, el “jefe” de esta sublevación. Lo tiene claro: “Las provincias que nos movilizamos votamos a 107 diputados, eso marca agendas. Cuando eres capaz de conectar con tanta gente, porque estamos tantos jodidos, tenemos que ser capaces de cambiar el relato, dejar el victimismo para construir un nuevo relato de futuro”. “En Teruel conocemos los problemas de Jaén, de Linares, a lo mejor no tenéis los mismos problemas de despoblación que nosotros, pero si os miráis en nuestro espejo, comprobaréis hacia dónde se va si no se ponen soluciones”, sostiene. Igual que piensan en Jaén Merece Más, hermana del movimiento turolense que, en 2017, ya logró organizar dos grandes manifestaciones. El próximo reto es alzar la voz en Madrid, en la manifestación que, mañana, a partir de las doce, recorrerá la capital del país, desde la Plaza de Colón.

De distintos puntos de la provincia partirán autobuses, unos cuatro por el momento, viajeros que se desplazarán en tren, con las dificultades que conlleva esta fórmula en un territorio con un déficit impresionante de conexiones ferroviarias y, sobre todo, en coches particulares. Hay un dato objetivo, como explican los organizadores, los hoteles madrileños están al 92% de ocupación, lo que da una pista de que se celebra “algo importante” en la urbe y de que cunde el modelo elegido por muchos jienneses para sumarse a la protesta: desplazarse el fin de semana a la capital, en familia. De esta forma, en Jaén Merece Más confían en que haya una buena representación, la que permita a los jiennenses, que son el 1,3% de todos los españoles, también tengan protagonismo en la marcha, una movilización que, como explica el responsable de Teruel Existe, puede reunir a unas cien mil personas. “Hemos logrado ya que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anule un acto electoral que tenía en Zaragoza, para quedarse en Madrid, y que todos los partidos en estos días hablen de medidas contra la despoblación. Estamos dando un puñetazo en la mesa, un golpe que das cuando ya no puedes más”, explica Polo que confía en que, tras los comicios, se logre poner en marcha medidas concretas, como las aplicadas en Escocia, conforme a criterios técnicos, no “con el modelo del pesebre”. Por lo pronto, ayer mismo, el Consejo de Ministros aprobó un acuerdo sobre las directrices generales de la Estrategia Nacional frente al Reto Demográfico, elaboradas por el Comisionado del Gobierno frente al Reto Demográfico, y entre cuyas medidas se encuentra la incorporación del impacto demográfico a todas las nuevas normativas y licitaciones públicas. Pedro Sánchez, precisamente, está hoy en la capital, en una de las provincias “vaciadas”, habrá que ver si hace referencia a ello. Como pista, el PSOE jiennense ya dejó claro su apoyo expreso a la movilización y, según fuentes del partido, en la manifestación de Madrid habrá en torno a una decena de alcaldes de esta fuerza. En el pleno municipal de ayer en Jaén, el concejal no adscrito Víctor Santiago, solicitó con una moción apoyo económico al Ayuntamiento para fletar autobuses y que toda la Corporación se sume. La iniciativa no salió adelante, al no contar con el apoyo del PP que planteó una enmienda en la que se invitaba a los vecinos a acudir y se desechaba la idea de los buses.