La Campiña, la comarca más damnificada por el temporal

Lahiguera queda aislada debido al corte de las dos carreteras que le dan acceso

21 dic 2019 / 11:00 H.

Faltan dedos en las dos manos, y si se apura, hasta en los pies, para contabilizar las incidencias por la borrasca Elsa en La Campiña. Lopera, Lahiguera, Andújar, Cazalilla y Villanueva de la Reina, limítrofes con la Comarca Norte, fueron los municipios en los que el temporal provocó más estragos.

Solo desde las ocho hasta las once de la mañana —escasas tres horas— cayeron la friolera de 54 litros por metro cuadrado en el término municipal de Lopera, uno de los más afectados. De hecho, se tuvo que cortar la carretera A-6175, que une Lopera con la autovía A-4, y la JA-5400, que hace lo propio con el municipio andujareño.

En este mismo sentido, la intensa lluvia y el fuerte viento obligó a regular el tráfico en el puente sobre el río Jándula. La Delegación Territorial de Fomento puso ayer en marcha una restricción para la circulación de vehículos pesados en la carretera del santuario de la Virgen de la Cabeza. Fue en el kilómetro 22 de la carretera A-6177, de Andújar al mencionado templo.

Asimismo, se realizaron inspecciones de cimentación y estribos con calicatas y toma de muestras para ensayos de laboratorio. También se realizó la debida inspección de elementos de la estructura metálica y toma de testigos de chapa para ensayos de laboratorio para ver en el estado que se encuentra.

De estas primeras comprobaciones, se detectaron deterioros que afectan a algunos elementos de la estructura y que recomiendan su protección mediante la limitación de las cargas de tráfico pesado. Para ello, se instaló señalización de restricción de paso para vehículos pesados con limitación de carga por eje de 1,5 toneladas.

Esta situación provisional se mantendrá mientras se adoptan las intervenciones necesarias para mejorar el estado actual de la estructura sobre el río Jándula, en el vial que lleva a dicho santuario.

El municipio de Lahiguera también se llevó una de las peores partes. De hecho, quedó totalmente aislado debido al corte de las carreteras Pilar de Moya y Andújar, las dos únicas vías de acceso y salida del término, y es que Lahiguera se trata de un municipio que, por su orografía, es propicio a inundaciones. Se encuentra entre dos valles, por lo que el agua de la lluvia va a parar al núcleo poblacional. De hecho, la zona donde se sitúa el Ayuntamiento de Lahiguera fue la más dañada.

Una de las imágenes más impactantes que se vieron en la comarca de La Campiña fue en la carretera JV-2930, que une Lopera con Bujalance (Córdoba), a la altura de donde se encuentran las trincheras de la guerra civil y muy cerca del lugar en el que se celebra la recreación de la Batalla de Lopera. Allí hay un puente, aunque casi se podría decir que lo había. El agua se tragó la infraestructura y era tanta la que se acumuló que ni si quiera se podía ver. Fue en el puente sobre el Arroyo Salado y, al cierre de esta edición, la carretera continuaba cortada por las anegaciones.

En Villanueva de la Reina no se quedaron atrás. Allí el agua llegaba casi por la cintura. De hecho, en muchas fachadas se veían las marcas que había dejado el agua. A primera hora de la tarde, los propios vecinos se encontraban en la calle, con cubos para achicar agua e incluso mangueras. Fueron tantos y de semejante intensidad los destrozos que una discoteca, que se situaba en el sótano de un local, quedó totalmente inundada. La imagen era clara y lo que se apreciaba es que, en las escaleras para acceder al mencionado espacio, ya había agua. En Villanueva de la Reina, toca hoy, como en muchos municipios de la comarca y del resto de la provincia, jornada de evaluar daños y continuar con los trabajos de limpieza siempre y cuando Fabián, la borrasca que releva a Elsa, se porte mejor que su antecesora.

MÁS INCIDENCIAS. Otros municipios que se vieron afectados por las fuertes rachas de viento y la intensa jornada de precipitaciones fueron los de La Loma. En concreto, en Campillo del Río, pedanía de Torreblascopedro, hubo varias llamadas a Emergencias 112, que alertaban de inundaciones en viviendas. En el pueblo matriz, Torreblascopedro, entró agua, además, en el colegio de Educación Infantil y Primaria Federico García Lorca, lo que provocó inundaciones en el centro. Los Bomberos intervinieron para las tareas de achique y limpieza, un final de trimestre pasado por agua para los alumnos y los profesores.

En definitiva, un sinfín de daños provocados por la fuerza del temporal, que suman, al cierre de esta edición, unas 200 incidencias gestionadas por Emergencias 112 en la totalidad de la provincia de Jaén.