Jaén, una “ciudad lamentable”

El presidente del CES alaba el trabajo del nuevo equipo de Gobierno para dar la vuelta a la situación de la capital

16 jul 2019 / 11:00 H.

Manuel Carcelén, el presidente del Consejo Económico y Social de Jaén, no tardó mucho en elegir la palabra: “Lamentable”, dijo cuando le preguntaron por el estado actual de la ciudad: “Lamentable”, repitió sin ambages ni paños calientes: “Si destacamos por ser la capital más endeuda de España o por ser la más sucia de España, no podemos aspirar a otra cosa”, argumentó el máximo representante de este órgano consultivo en el que tienen representación distintos protagonistas de la sociedad civil jiennnese. Carcelén, que lleva más de veinte años al frente del CES Local, hizo estas declaraciones con Julio Millán a su lado. El alcalde quiso hacer un gesto a este órgano de consulta en el mismo día en que cumplió un mes al frente del Ayuntamiento de Jaén. “Queremos contar con este órgano de consulta en las grandes decisiones que afectan a la ciudad, desde la movilidad y la peatonalización, a los servicios públicos, pasando por la utilización de espacios con inversiones para la capital como es el caso de la Ciudad Sanitaria o de la Justicia, entre otras”, explicó el máximo responsable municipal.

Hace unos meses, cuando la precampaña electoral ya estaba lanzada, Julio Millán fue el único aspirante a la Alcaldía que mantuvo una reunión con los miembros del CES local. El entonces candidato socialista les explicó su plan de trabajo para la ciudad. Ayer, en su primer “cumplemes” como alcalde, quiso dar continuidad a ese primer encuentro. Manuel Carcelén agradeció el gesto, sobre todo después de una época de “marginación” por parte de los anteriores equipos de Gobierno. ¿Por qué dejaban de lado a este grupo de expertos y especialistas en distintas materias? “Somos un órgano que mantenemos nuestra independencia y eso hace que, en ocasiones, tengamos que decir cosas que no son del agrado de los políticos”, respondió Carcelén.

El presidente del CES local puso el acento en los aires renovados que ha traído el nuevo Gobierno municipal: “Lo normal era que quienes llegaban al Ayuntamiento en junio no funcionaran hasta septiembre. Este equipo municipal, en apenas un mes, ha recibido a una buena parte de la representación social de Jaén”, explicó. “Millán ha puesto mucho por su parte y con el montón de proyectos que hay sobre la mesa para esta ciudad, creemos que podemos ayudar mucho”, añadió Carcelén.

El alcalde mostró su interés por contar con este órgano de consulta en las grandes decisiones que afectan a la ciudad, desde la movilidad a los servicios públicos pasando por la utilización de espacios con inversiones para la capital como es el caso de la Ciudad Sanitaria o la de la Justicia, entre otras. “Son la excelencia de la representación social de Jaén, personas relevantes con un gran conocimiento de la capital en todas sus caras y hay que tener en cuenta este potencial en beneficio de este Ayuntamiento. Su trabajo nos sirve de mucho”, señaló.

En este sentido, Millán explicó en su comparecencia ante el órgano algunas de las claves que pretende imprimir a su mandato, basadas en el diálogo y la participación, el trabajo, la cooperación y la lealtad institucional, así como la necesidad de impulsar un liderazgo municipal que evite la pérdida de oportunidades, refrende la capitalidad de Jaén y dé garantías a la inversión. “Jaén no puede estar ajena a lo que pasa en la provincia, ha de ser el motor de su desarrollo”, dijo el alcalde al hacer balance de su primer mes. Hizo hincapié en que se han sentado los cimientos de una estructura organizativa que hacía falta en el Ayuntamiento, construyendo un gobierno sólido para los próximos cuatro años que va a trabajar por la organización municipal, la recuperación de los servicios públicos y por no desaprovechar oportunidades. “Esa lealtad y ese diálogo nos llevan a la confianza que creo que hemos trasladado a colectivos sociales y a empresarios, que necesitaban y mucho de ella, porque son quienes nos ayudan a traer inversiones y con esa colaboración de la iniciativa privada podemos llegar más lejos aún, con optimismo e ilusión”. Millán asegura que se trabaja con racionalidad en los recursos y sobre todo solucionando problemas atascados o aceptados con normalidad en este tiempo, caso de las licencias o del funcionamiento de algunos servicios.

El alcalde socialista considera que estos primeros treinta días han servido para sentar los cimientos de lo que ha de ser el trabajo por la ciudad: organización municipal, gobierno sólido, recuperación de servicios “para la gente” y una coordinación “para no dejar escapar las oportunidades”. Por eso, Millán destaca su voluntad de contar con el CES local como órgano de consulta y participación para los asuntos de relevancia de la ciudad: “Reúne una representación social amplia de Jaén con un grado de excelencia”, concluyó.