Interinos docentes alzan la voz

Concentración contra los recortes y el cierre de líneas educativas públicas

09 ago 2019 / 10:32 H.

Al grito de “Imbroda, inepto, vuelve al baloncesto” o “Dónde están las vacantes, las vacantes dónde están”, interinos docentes de Infantil y Primaria que forman parte de la plataforma “Juntxs sumamos” se concentraron a las puertas de la delegación de Educación. Una movilización que también se realizó en el resto de capitales andaluzas, a excepción de Sevilla y Málaga, y que se prolongará durante todos los martes de este mes de agosto.

“El motivo de la concentración es el despropósito que se han marcado desde la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, echando a cientos de interinos con más de diez años de experiencia al paro, sin destino ni vacantes”, explica Celestino Martínez. Aunque no cuentan con datos concretos de la provincia, apunta a que en Andalucía son unos 2.600 los interinos afectados por esta situación, y los llamamientos que han realizado hasta la fecha han dejado fuera a unos 2.000. “En muchos centros públicos están sin cubrir vacantes. Además, han introducido a profesionales que no son especialistas, asignándoles tutorías para las que no se han formado, y sin pasar el proceso de selección, por lo que harán funciones que no les corresponden”, matiza. A estas vacantes se suman las que no se han dado: “Tendremos que esperar a septiembre, a los llamamientos del Sistema de Provisión de Interinidades de Andalucía (Sipri). Y cruzar los dedos para que no junten aulas”, afirma.

Pero el tema de las vacantes no es el único que ha hecho que los interinos docentes salgan a la calle. También muestran su oposición más rotunda al cierre de unidades de la educación pública en Andalucía en detrimento de la escuela privada, para lo que, afirman, la administración se ampara en la bajada de la natalidad mientras las aulas siguen “masificadas”, con más de 25 alumnos por clase. “Han apostado supuestamente por el ámbito rural, pero ahí es precisamente donde no se están adjudicando vacantes”, afirma Martínez. Por el momento, asegura que en la provincia no se han concretado las unidades que se cerrarán el próximo curso escolar. Tan solo se conoció el caso de Orcera, pero tras las manifestaciones realizadas en el municipio para evitar que se tomara la medida desde la Junta tomaron la determinación de mantenerla abierta. Eso sí, puntualiza Celestino Martínez, por lo menos hasta el próximo curso escolar, porque no se garantiza más.

Otras reivindicaciones realizadas durante la movilización fueron la de un segundo maestro en Infantil, la inmediata cobertura de las bajas que se produzcan, la bajada de ratios y un sistema de acceso a la función pública docente transparente y objetivo. “No nos queda más remedio que echarnos a la calle y protestar, no solo como docentes, sino como padres, puesto que el futuro de nuestros hijos empieza a peligrar, porque se no hay ninguna seguridad de que la educación pública y de calidad se garantice a partir de ahora”, concluye Martínez.

Representantes del sindicato de enseñanza Ustea también participaron de esta protesta. “El fin de estas concentraciones es mostrar el total desacuerdo con la deriva que está siguiendo nuestro sistema público de Enseñanza que, en esta ocasión, viene alentada por las nuevas Instrucciones de la Dirección General de Ordenación y Evaluación Educativa, por la que se establecen la organización y funcionamiento de los Centros que imparten Educación Primaria y Educación Secundaria Obligatoria el curso 2019-2020, que supone un nuevo flanco de ataque a la escuela pública y a sus trabajadores”, explican. También mostró su apoyo a los manifestantes Lucía Real, concejal de Adelante Jaén en el Ayuntamiento.