Inquietud por el Conservatorio

Los alumnos organizan una manifestación para reclamar el edificio del Bulevar

09 abr 2019 / 12:07 H.

Nueve años de espera son muchos, dejan claro los alumnos del Conservatorio Superior Andrés de Vandelvira. Hartos de esperar respuestas, anuncian una manifestación para el próximo 25 de abril, una protesta a la que se suman los profesores. De esta forma quieren desbloquear los trámites para la construcción de la escuela, que, en febrero de 2014, anunció que se edificaría en el Bulevar el exconsejero de Educación de la Junta, Luciano Alonso. La obra, de hecho, tiene un plazo de ejecución de 40 meses previsto y se cifró en 7,15 millones de euros la inversión para construir la nueva sede, aunque, una vez sumado el valor de esos terrenos, alcanzaría los 9,3 millones. Eso sí, fue en 2010 cuando el Gobierno andaluz aprobó el decreto de creación del Grado Superior de Música en Jaén, que actualmente se imparten en las instalaciones del Conservatorio Profesional, en la calle Compañía, en pleno casco histórico.

La razón que llevó a dar este paso fue el volumen de estudiantes que, además, decidían continuar su formación superior en conservatorios superiores de otras provincias andaluzas. Para su ubicación, se barajaron diversos enclaves, como la antigua Escuela de Magisterio y, sobre todo, el que fuera Banco de España, del arquitecto Rafael Moneo, cerrado desde 2004, emplazamientos que se descartaron. Ello implica el uso obligado del inmueble del centro que, para colmo, tiene que someterse, en breve, a profundas obras de rehabilitación. De ahí que parte de las clases del Conservatorio Profesional se mudaran al colegio Muñoz Garnica en enero de 2017. “Nuestras familias y nosotros mismos sentimos una enorme preocupación por el modo en el que esta situación puede afectar al desarrollo del presente curso y de nuestro futuro, porque diariamente sufrimos las consecuencias de convivir en un centro habilitado a medias, pero en el que rendir a medias no es viable”, argumentan los estudiantes en un manifiesto que han hecho público y en el que hablan, claramente, de que tienen miedo a sufrir un derrumbe. El problema para construir el nuevo conservatorio está en la apertura de un vial, junto a la parcela en la que está previsto el edificio. Es precisa la colaboración entre la Junta y el Ayuntamiento. En agosto de 2018, el Gobierno andaluz informó de que ya se había aprobado el estudio de detalle para la calle. Sin embargo, al comienzo de este curso académico, la exdelegada de Educación, Yolanda Caballero, lamentó que no hubiera suelo disponible aún, al estar bloqueado el avance de las obras hasta que la Administración local modifique los parámetros urbanísticos de los terrenos previstos. Sobre esta cuestión, la responsable de Educación aclaró que la Consejería de Fomento y Vivienda “tiene el compromiso de ejecutar ese vial” y en el presupuesto autonómico de este año (2018) hay una partida”. Lo hizo después de que la junta de compensación de los terrenos particulares afectados y la Administración local no llegaran a un acuerdo sobre la solución planteada en un primer momento para dotar de mayor altura a esas parcelas cercanas para poder mantener así su edificabilidad, lo que dio lugar a un tedioso proceso. Y es que, aunque la parcela del Bulevar es de titularidad autonómica, debe incluir cambios para ejecutar un nuevo vial, ya que al acometer el existente la Agencia de Vivienda y Rehabilitación (AVRA) utilizó una parte de su suelo que no correspondía. En la Comisión de Urbanismo de marzo pasado, se aprobó la modificación puntual del plan que afecta al suelo, esta medida se sometió a información público y también se solicitó un informe al respecto a la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio. Este periódico trató, sin éxito, de conocer de parte del Ayuntamiento y la Junta el estado en el que, actualmente, están los trámites.