Ingreso en prisión provisional del acusado de matar a su mujer

El hombre admite que la golpeó, pero no con la intención de quitarle la vida

21 ago 2019 / 10:50 H.

La jueza titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de Jaén acordó el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza, del hombre que presuntamente mató a su mujer en Jaén el pasado domingo, según explican desde el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA). Además, concreta que se encuentra investigado por un delito de homicidio.

El presunto agresor pasó a disposición judicial sobre las diez de la mañana desde la Comisaría Provincial de la Policía Nacional, donde permanecía desde que el domingo fue arrestado en su vivienda. No lo hizo durante la jornada anterior, que es lo habitual, como ya explicó la subdelegada del Gobierno en Jaén, Catalina Madueño, porque al confirmarse que se trataba de una muerte por violencia, el Juzgado número 4 de Jaén, encargado inicialmente de la instrucción, se inhibió a favor del de Violencia sobre la Mujer. Y en las instalaciones de la calle de Las Minas, a las que accedió ayudado de los agentes policiales, sobre todo al bajar del furgón, y vistiendo una camiseta interior de tirantes blanca y un pantalón corto, permaneció hasta aproximadamente las cinco de la tarde. Aun así, en parte, explican fuentes consultadas por este periódico, la tardanza fue por la coincidencia de la llegada de otros detenidos que también prestaron declaración. Durante parte de la mañana, el hombre estuvo con los psiquiatras y forenses, y de hecho a las dos de la tarde todavía no había comenzado a prestar declaración.

En la versión dada inicialmente a la Policía Nacional, reconoció que la había matado, que tenía que hacerlo, mientras que en la sede judicial confesó que la había golpeado con la barra de hierro, pero no la intención de matarla. Así, se constataron contradicciones en las dos declaraciones. Lo mismo había ocurrido previamente con la fecha de la muerte, puesto que en un principio apuntó a que se había producido en la noche anterior a cuando se conocieron los hechos, es decir, en la del sábado, pero la autopsia practicada al cadáver de la mujer, cuya prueba se dio por concluida el lunes por la tarde, concluyó que el crimen se habría perpetrado el viernes por la noche.

En el caso de Dolores López, la vecina de Jaén asesinada de 74 años, no existía una denuncia previa por violencia de género sobre su marido ni constaban en los archivos Viogen (Sistema de Seguimiento Integral a Víctimas de Violencia de Género), según explicó la subdelegada del Gobierno. La víctima tampoco había recurrido a los servicios del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), según puntualizó por su parte la consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz.

Aun así, lo cierto es que el matrimonio estaba en estos momentos en trámites de separación, y la mujer se había ido unos días a casa de una de sus hijas. Al parecer, volvió al domicilio, aunque todavía se desconoce el momento exacto en el que lo hizo, y la pareja tuvo un enfrentamiento “bastante fuerte y violento” con un trágico final para la mujer. Fueron los propios familiares de la víctima (algunos estuvieron a las puertas del juzgado durante un tiempo) los que sobre las 12:10 horas del domingo dieron la voz de alarma después de hallar el cuerpo de la mujer en el domicilio, una casa unifamiliar que se encuentra situada en el número 13 de la calle Francisco Ayala García Duarte, ubicada en el barrio de Santa Isabel.

A partir de ese momento, se dio aviso a las fuerzas de seguridad y una patrulla se desplazó al lugar de los hechos. En un primer encuentro, los agentes se entrevistaron con el yerno de la víctima, que puso en conocimiento que había accedido al domicilio en compañía de su mujer y su cuñado y observaron el cuerpo sin vida de su suegra, con claros síntomas de violencia, y posteriormente llamaron a los servicios de emergencia. Una vez que escucharon el relato de esta persona, se trasladaron hasta la planta baja del domicilio unifamiliar, llegaron al rellano y localizaron dos puertas, una entreabierta y otra cerrada. Al entrar en la que estaba entornada, encontraron el cuerpo de la mujer y dieron por confirmado el fallecimiento, tras lo que se activó el protocolo por muerte violenta. A continuación, los agentes empezaron a asegurar la zona del suceso y, según confirmaron las fuentes policiales, escucharon un ruido en la puerta contigua que permanecía cerrada, colindante al lugar en el que se encontraba la víctima. Tras varios intentos de abrirla, y con la utilización de la fuerza, consiguieron acceder y observaron en su interior “a una persona mayor, de entre 75 y 76 años, tumbado y con las piernas apoyadas en la puerta. El hombre, además, vestía únicamente con la ropa interior y se encontraba desorientado. Tras tomarle declaración, constataron que el asesinato no estuvo motivado por un disparo, sino que al parecer el desenlace se produjo por golpes con un objeto robusto, concretamente por una barra de hierro.

El último caso registrado en la provincia fue que se produjo en Úbeda en septiembre de 2018, en el que el cuerpo sin vida de una mujer de 40 años fue encontrado en la vivienda de su expareja.

Con el fallecimiento de Dolores López, se eleva a 40 el número de mujeres víctimas mortales de la violencia de género en España en lo que va de 2019, doce más que en el mismo periodo del año anterior, según confirmó también este lunes el Gobierno en funciones. Además, ya son 1.015 asesinadas desde 2003, momento en que empezaron a contabilizarse. En lo que respecta a Andalucía, desde 2003 acumula 201 mujeres y seis niños asesinados.

De las 40 víctimas mortales de este año solo ocho habían denunciado a su presunto agresor y dos de ellas no continuaron con el proceso. En cuatro de los casos en los que sí existía denuncia, se adoptaron medidas de protección y en tres, estas medidas estaban vigentes en el momento del crimen.