URGENTE

Imposible “desconectar” en verano

Más de la mitad de los jiennenses atiende llamadas de trabajo en sus vacaciones
  • CONECTADA. Una mujer consulta su teléfono móvil en una playa durante el verano.
    CONECTADA. Una mujer consulta su teléfono móvil en una playa durante el verano.

Los últimos coletazos de agosto llegan para los jiennenses, que aprovechan hasta la más nimia gota de tiempo libre para disfrutar de sus vacaciones ya sea en una ubicación próxima a la brisa marina o más allá de las fronteras. Sin embargo, existe un grueso de personas que, a pesar de conseguir “tomarse unos días”, les es imposible desconectar del todo de sus trabajos. Así lo recoge un estudio realizado por el Grupo Adecco, en el que el 34,9 por ciento de los encuestados admite no “desengancharse” de sus funciones laborales en su tiempo de su asueto. Según el mismo informe, el 6,4 por ciento no desconecta en absoluto y el 28,4 por ciento logra cierto nivel de desconexión, pero no el suficiente o el que querría.

Por franjas de edad, son los menores de 25 años los que menos se separan mentalmente del empleo, solo un 55,6 por ciento lo hace, mientras que la totalidad de los trabajadores mayores de 55 años afirma dejar a un lado el empleo en este periodo. Sara García Cobo, secretaria de Empleo de CC OO de Jaén, explica que puede deberse a que, precisamente, en época estival son los jóvenes quienes adquieren un trabajo remunerado y, por ello, no pueden “aprovechar” para sus propios intereses los días de verano, e incluso, si logran apartarse de las obligaciones laborales “están atentos” a todos los niveles ,para recibir otra oportunidad laboral repentina. “La juventud tiene más oportunidades ahora en verano, pero no en nuestra provincia, en la cual se sigue sin crear empleo, sino que deben toma otro rumbo hacia ciudades mas ricas por el turismo como Málaga”. García subraya que el sector servicios es el más afectado por esta incapacidad de “desconexión”, ya que es cuando su carga laboral aumenta y deben esperar a otros meses más adelante, como los de invierno, para poder parar, temporalmente, de sus tareas.

Respecto a la diferencia por sexos, son las mujeres las que más desconectan de su empleo cuando estás de vacaciones, el 72,5 por ciento, frente al 58,6 por ciento de los hombres. También el móvil y el “e-mail” corporativos son aspectos esenciales, según se extrae del estudio. Casi la mitad de los trabajadores, el 49,5 por ciento, asegura que consulta desde el ordenador el correo electrónico de la empresa cuando está de vacaciones. La otra mitad lo hace 1 o 2 veces al día. Además, el 59,6 por ciento reconoce que atiende llamadas de trabajo cuando está de vacaciones y el 22,9 por ciento coge todas las llamadas de trabajo que surgen durante ese periodo, mientras que el 36,7 por ciento solo atiende las más importantes. El 40,4 por ciento restante no contesta a ninguna llamada si se encuentra de vacaciones. La secretaria de Empleo de CC OO asegura que la tecnología “tiene sus ventajas y desventajas, según la situación”. “Siempre estamos localizados y controlados a través de nuestros móviles, y esto puede dar lugar a algunas empresas a la explotación laboral y disposición de nuestro tiempo libre”. Francia fue pionera a comienzos de este año, al “forzar” la desconexión laboral y pedir un acuerdo entre el trabajador y la empresa para que exista el derecho a apagar el teléfono móvil y a no contestar a los correos electrónicos fuera de su horario habitual. García declara que la decisión de los franceses es “muy acertada”, pues es “importante regular el asunto”. “En España nos toca esperar”.

Una de las posibles conclusiones que se extrae de la investigación del Grupo Adecco es que la “sombra de la crisis todavía planea”, lo cual hace que los jiennenses estén cerca de sus empresas para atender cualquier “necesidad imprevista” por la “incertidumbre que padecen”. “La crisis aún no ha terminado, por lo menos los trabajadores así lo perciben con empleos temporales, precariedad laboral y poca o nula ganas de negociación colectiva por parte de los empresarios para la mejora o recuperación de derechos laborales”, asegura García Cobo, y recuerda que en el mar del Santo Reino ascienden a un 93 por ciento los contratos temporales. El sindicato asegura que continúan las denuncias y la búsqueda de soluciones a “la falta de oportunidades, la pobreza y la desigualdad”.

CONSEJOS. El informe de Adecco insiste en que, para el bienestar físico y mental del trabajador, la desconexión es “muy relevante”, y recomienda disfrutar plenamente de las vacaciones y de los momentos de tranquilidad en el “día a día”. A partir de las 72 horas, el cuerpo y el cerebro asimilan con mayor sencillez el reposo y los cambios en el entorno. Asimismo, para la organización y preparación son “básicas”. No solo para dejar las tareas y la agenda cerrada, también para los días de descanso. Aconsejan mentalizarse, preparar las actividades que se realizarán durante los días de vacaciones en los diferentes lugares que se planea visitar. Respecto a las nuevas tecnologías, advierten que comunicar las fechas en las que se estará de viaje facilita la organización para el resto de compañeros. La configuración del mensaje del contestador automático del teléfono, donde se explica la ausencia temporal, puede servir para avisar a aquellos que llamen y desconozcan los días de descanso de su propietario.

La implicación de las empresas, clave para el descanso “real”

Para lograr una la estabilidad entre el tiempo de tarea y el de descanso, tanto Adecco como los sindicatos están de acuerdo en que las empresas deben mostrar una implicación y un interés en la planificación de su trabajador. La presencia de los jefes y el resto de personal en la organización de las vacaciones favorece de forma positiva, según la consultoría de recursos humanos, el tiempo de “disfrute” de las personas. Para ellos es necesario que exista una política de vacaciones “bien definida”, comunicada y al alcance de todos aquellos interesados en conocer la información.

Asimismo es beneficioso que los jefes o personal con cargos superiores animen a sus equipos a disfrutar de los días de descanso en su totalidad sin ningún impedimento.

Otro de los factores que afecta a que un trabajadores pueda aprovechar al completo de los días que le pertenecen, es que se favorezca un clima de coordinación en los departamentos y entre los equipos para la cobertura de imprevistos, lo cual así el descanso de la persona que está fuera y fomenta que no sea necesario contactar con el trabajador hasta su regreso al puesto.

También se debe respetar el tiempo de descanso y evitar enviar correos electrónicos o hacer llamadas para asunto “sin importancia”. Aconsejan intentar “solucionar los problemas” sin la participación de esa persona, lo cual provocaría un “desfase” en su reposo.

Tratar de anticiparse a las necesidades del negocio o los clientes es otro de los rasgos que se deben tener en cuenta en la empresa para permitir que el empleado desconecte. Según Adecco, es posible continuar la tarea sin la asistencia de ese trabajador, por lo que se debe solucionar la situación del momento en la que se cuenta con menos personal disponible. En definitiva, la comunicación entre empleado y sus superiores es una “base esencial” para obtener un descanso “real” en vacaciones.

“Debemos servir y atender en el hospital a diario”
idcon=12911744;order=13

Francisco José Pardillo es el coordinador logístico de la provincia en la empresa de transporte Severiano Servicio Móvil S. A. Su empresa se encarga de la logística del SAS, es decir, son los que proveen del material fungible y de farmacia del hospital, como vendas, jeringas y artículos similares. “Si no lo llevamos nosotros, no lo lleva nadie”. Por ello considera su trabajo como parte importante de la cadena que atiende a los enfermos en el Complejo Hospitalario de la capital.

Sus vacaciones este verano las ha dividido en dos quincenas. Nada más empezarlas, le sonó el teléfono. “Son temas menores, pero necesitan mi confirmación y autorización como coordinador”, explica, y añade: “Al menos por teléfono se solucionan rápido, así que no me suponen un problema”. Pardillo comenta que antes dejó “todo atado”, pero está atento por si surge algún imprevisto. “Nunca se sabe, puede pasar cualquier cosa y hay que estar pendiente, porque no se puede dejar de servir y atender a diario o afectaría al funcionamiento del hospital y al bienestar de los pacientes”. Asimismo resalta la utilidad de la telefonía móvil. “En un momento se arregla el problema, o si no podría tener efecto bola de nieve y algo en principio nimio se convertiría en un gran inconveniente”. Es consciente de las horas que le quita a su familia por el trabajo, pero “es un puesto de responsabilidad”.

“Disfruto al máximo de los días que tengo disponibles”
idcon=12911741;order=17

José Fernando Cabrera López es gerente de Promociones y construcciones JFC desde hace once años. Es un autónomo con cuatro personas a su cargo. Su empresa se dedica a todo tipo de obras y reformas y tiene la distribución en Jaén de una de las principales marcas mundiales de ventanas de PVC, para lo que disponen de una tienda especializada. Sus vacaciones son “muy ocasionales”, pero no se queja. “Disfruto al máximo los días que puedo, aunque sean pocos”. Explica que recibir una llamada telefónica a las ocho de la mañana en su día libre “no es lo mejor que puede pasar, pero bueno, uno se acostumbra y tampoco es tan malo”. Cabrera, normalmente, coge días sueltos o una semana. Relata que aunque lo organice todo para poder disfrutar de unos días de playa, siempre tiene que volver a subir algún día a Jaén, para “dar una vuelta y resolver algún asunto”. Sin embargo, uno de los rasgos positivos de ser su propio jefe, es que cuando el volumen de trabajo es más asequible, no tiene que pedir días libres “a nadie”, ni tampoco explicaciones. Afirma que la organización previa a ausentarse unos días es “esencial” para adelantarse a cualquier posible imprevisto que se pueda prever en el futuro. “La empresa es mía, es un tema de responsabilidad lo que empuja a esta entrega, no el momento económico ni ninguna otra razón en particular”, cuenta José Fernando Cabrera.