Expohuelma es buen negocio

La Feria de Muestras de Sierra Mágina abre sus puertas con el objetivo de recibir a más de 20.000 visitantes

25 ago 2017 / 11:07 H.

Expohuelma cumple 34 ediciones y demuestra estar más sana y fuerte que nunca. El mejor escaparate de Sierra Mágina abre sus puertas con récord de participación de empresas —más de 160— y con el objetivo de recibir a más de 20.000 visitantes. Una bocanada de aire fresco para la economía de una comarca que quiere convertirse en motor de desarrollo de toda la provincia. “Es una oportunidad de negocio, pero también nos sirve para reivindicar que queremos vivir con dignidad en nuestros pueblos y poner en valor nuestro rico patrimonio”, explicó el alcalde del municipio, Francisco Ruiz, en el acto de inauguración, en el que estuvo acompañado del delegado de Agricultura, Juan Balbín, y del diputado del área, Pedro Bruno.

Hasta el próximo domingo, Expohuelma es un crisol en el que se mezclan agricultura, alimentación y ganadería, pero también historia, turismo y artesanía. Dar un paseo por los más de diez metros cuadrados del recinto supone descubrir lo mejor del mundo rural, que hunde sus raíces en el pasado, pero que también mira con optimismo al futuro. Representa, por ejemplo, el esfuerzo de Francisco, un ganadero de Bélmez que sorprende a la gente mientras “pela” a sus ovejas en un santiamén. O cómo Sian Huertas, una apacible mujer británica, recoge la lana recién esquilada y, tras cardarla, fabrica hilo con su rueca artesanal. Ella enseña a quien quiere el viejo oficio de hilandera, ya prácticamente desaparecido: “Me da mucha pena”, explica. A su lado, el público también disfruta de la exhibición del herrador, que limaba las pezuñas de los caballos antes de colocarles las correspondientes herraduras.

En Expohuelma se puede encontrar casi de todo. Nada más llegar al pabellón Sebastián Martos, sorprende la presencia de dos preciosos ejemplares de buey, de raza autóctona negra andaluza. Han llegado expresamente desde Santiago de la Espada, con su correspondiente carro de labor. Salvador Martínez y Juan Carlos Nova son sus dueños: “Nos gusta mucho venir a esta feria porque nos permite enseñar nuestro trabajo”, explican.

Ya en el pabellón cubierto, lo que más destaca es la diversidad de los expositores. Se puede degustar exquisita miel de la campiña, selectos embutidos o ricos quesos; y, cómo no, también aceite de oliva virgen extra de la tierra. Es lo que hicieron el alcalde, el delegado de Agricultura y el diputado. Literalmente, empaparon pan en el “oro líquido” durante el paseo que sirvió como inauguración de Expohuelma. También se interesaron por otros sectores de negocio, como los muebles, el turismo e, incluso, la bisutería: “Es una de las mejores ferias a las que venimos, por el trato que recibimos y también por las ventas”, asegura Manuel Arribas, un cordobés que no falla a su cita con Expohuelma desde hace más de una década.

La maquinaria agrícola tiene su sitio reservado en la feria de muestras del Parque Natural de Sierra Mágina. Los vendedores saben que es un buen año, porque el aceite se paga bien y hay dinero para invertir en el campo. Por eso, este año se exponen más tractores que nunca: “No podemos faltar aquí”, dice uno de los vendedores. Pero, sin duda, la esencia de Expohuelma es su muestra ganadera. Caballos, cabras, vacas, ovejas e, incluso, gallos y gallinas llenan de vida el recinto exterior. Además, reivindican un modo de vivir y una profesión que, en muchos casos, no está reconocida socialmente. Como novedad, la feria ganadera cuenta con el distintivo del Ministerio de Agricultura, un marchamo de calidad que solo tienen 16 municipios en toda España. “y Huelma es uno de ellos”, presume su alcalde. Y otra de las apuestas que se consolida es el Encuentro de Razas Ganaderas en peligro de extinción, que cumple su sexta edición este año. En los corrales, los visitantes pueden ver hasta el domingo 18 de las 22 razas reconocidas en Andalucía, con un especial espacio para la oveja montesina, para la merina de Grazalema o la lojeña.

El amplio programa de actividades continúa durante todo el fin de semana. La formación cobra mucho protagonismo, sobre todo porque la Universidad de Jaén se ha implicado para impulsar los diferentes cursos y monográficos vinculados al mundo rural y a la ganadería, y que están impartidos por profesionales de reconocido prestigio. Y es que, se mire por donde se mire, Expohuelma es un buen negocio.