Actualizado
viernes, 16 agosto 2019
17:31
h
URGENTE

“En Cataluña se paga más que en Andalucía”

Un mecánico de Jaén, emigrante en Tarrasa, pide la independencia
  • EN SU TALLER. Julio González López, en una captura del vídeo por la independencia de Moltes Mercés.
    EN SU TALLER. Julio González López, en una captura del vídeo por la independencia de Moltes Mercés.

“Nací andaluz y andaluz soy, catalán no”, deja claro Julio González López, un alcalaíno de 52 años, que es uno de los rostros que piden la independencia de Cataluña en un vídeo del colectivo Moltes Mercés. ¿Por qué? “No soy político, pero algo hay que hacer. Yo tengo un taller y pago por todos lados. Prefiero que me robe uno a que me roben dos, ¿no se si me explico? No lo hago por mí, sino por mis tres hijas y mi nieta que viene en camino”, reflexiona, convencido, como otros residentes en esta comunidad, de que los recursos que generan con su trabajo no se reinvierten adecuadamente en la región. “En Cataluña se paga más por un negocio que en Andalucía, estoy seguro, y eso no puede seguir así. Yo creo que, si fuéramos independientes, tendríamos más”, argumenta.

Una vez que deja claro que las razones que le mueven para adoptar esta posición son estrictamente económicas, considera que la solución para buscar una nueva fórmula de entendimiento entre España y Cataluña puede ser la de pactar un concierto con el Estado al estilo del que existe con el País Vasco. De no ser así, continuará el malestar. Eso sí, considera que la respuesta a lo ocurrido ante el intento de celebrar un referéndum, el pasado domingo, ahonda en la herida y da alas a los que, al contrario que él, sí consideran que la autodeterminación es la mejor fórmula de canalizar las demandas que vienen de “sentimientos profundos”. “Estoy seguro que si se hubiera celebrado sin mayores problemas, sin cargas policiales, hubiera salido el no. Ya no sé, ahora creo que hay más gente favorable al sí, indignada con lo ocurrido”, sostiene. El alcalaíno, no obstante, cree que la situación no es tan tensa como se percibe. “La normalidad es lo que impera, hay unos cuantos fanáticos, como en todos los sitios, pero la mayoría de la gente está muy tranquila”, deja claro y pone como ejemplo su ciudad de residencia, Tarrasa, donde, según él, la gente se levanta y va a trabajar con total normalidad, a la espera de ver cómo evolucionan los acontecimientos. Ni siquiera nadie le ha echado en cara que, a pesar de ser andaluz, se haya “prestado” a colaborar con una entidad que está a favor de la ruptura con los españoles. “Mi propio hermano piensa distinto, pero no tenemos problemas, como tampoco la tengo con mi familia alcalaína”, explica. Sobre el motivo que le llevó a dar la cara en este audiovisual, que se mueve por Youtube, aclara que fue por un cliente, que forma parte de Moltes Mercés. “Me conoce y me lo pidió y le dije que no me importaba aparecer en el vídeo”, apunta.

En la comunidad autónoma catalana residen en torno a 110.000 jiennenses, según los datos del Instituto Nacional de Estadística, aunque los catalanes con raíces en la provincia son muchos más, por los vínculos establecidos entre estos emigrantes a lo largo de varias generaciones. Jaén, de hecho, es la provincia que más aporta al total de españoles del resto del país asentados en Cataluña. La culpa es la masiva emigración que, sobre todo, a mediados del siglo pasado, se dio hacia esta zona. Personalidades de la vida pública de la comunidad autónoma, incluido el propio presidente autonómico, Carlas Puigdemont, tienen lazos familiares jiennenses, en el caso de este político, su abuela paterna proviene de La Carolina, se llamaba Manuela Ruiz Toledo. De la misma tierra en la que nació la abuela partieron miles de jiennenses hacia Cataluña. Concretamente, muchos de ellos se instalaron en la zona de Valls, conocida a como las Nuevas Poblaciones Catalanas. Se trata de un municipio, de poco más de 24.000 habitantes, en el que están censadas 1.200 personas que proceden de alguno de los 15 municipios de la colonización de 1767. Hay que tener en cuenta que en esta zona norte jiennense, se instalaron muchos catalanes.