URGENTE

El Jaén Plaza se parará solo meses en el peor escenario para el PGOU

El Ayuntamiento expide nuevas licencias de obras, como la de la cadena Lidl
  • TRABAJOS. Instalación de un centro de transformación eléctrica para el futuro centro comercial Jaén Plaza.
    TRABAJOS. Instalación de un centro de transformación eléctrica para el futuro centro comercial Jaén Plaza.

El Ayuntamiento decidió recurrir, en casación, la última de las sentencias en contra del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, como confirmó el alcalde Javier Márquez, tiene que decidir si lo admite o no y, de ser así, el fallo será revisado por el Tribunal Supremo. Si llega a esta instancia, dijo Márquez, sus señorías pueden emplear hasta un par de años en decidir. Una buena noticia para el PGOU de la capital, que lo que necesita es tiempo. Cuanto más “se estire el chicle”, mejor para los proyectos en marcha al amparo de esta norma que, básicamente, se reducen a uno en este momento, el centro comercial Jaén Plaza, en Las Lagunillas. Y es que, aunque el plan urbanístico está en el tiempo de descuento, con una sentencia en contra en marzo y otra en septiembre, la inversión propiciada por Alvores no se detiene y los operadores aprovechan estos meses extra. El alcalde explicó que, una vez concedidas las licencias de obra para Decathlon y Leroy Merlin, ya están en trámite otras, como la de Lidl. ¿Y que ocurrirá si la Justicia se pronuncia, en breve, otra vez, contra el PGOU? Básicamente nada, tranquilizó el regidor. Los permisos de los operadores que comienzan a expedirse bajo el paraguas del moribundo plan general son “actos administrativos firmes”, es decir, garantizan estos proyectos. En el peor de los escenarios, solo sufriría un retraso, “de 4 o 5 meses”, precisó Márquez, la zona de los cines y otras locales próximos.

Mientras los tribunales deciden, las obras de urbanización del nuevo centro comercial prosiguen y, prueba de ello, es que ayer tuvo que cortarse la Carretera de Torrequebradilla, para la instalación de un centro de transformación eléctrica. También se aprecia parte de la estructura de la futura tienda de Decathlon, que es la primera de todas las previstas que se construye, y la apertura de algunos viales, como el que conecta la Carretera Bailén Motril, a la altura de lo que fuera el restaurante Ruta del Sol, muy cerca de las cocheras de Autobuses Castillo, con el interior del futuro complejo comercial y de ocio. Si se atiende a los plazos burocráticos, después de Decathlon, el siguiente establecimiento que tiene que construirse es Leroy Merlin. Las dos multinacionales fueron las primeras en tramitar los permisos necesarios para levantar los edificios, incluidas en las zonas de medianas superficies. En septiembre, la promotora Alvores informó de que ya contaba con la licencia de obras para las medianas superficies, lo que daba vía libre a ejecutar, de forma inmediata los trabajos de construcción, unas obras adjudicadas a OHL y Construcciones Otero. El plazo estimado para terminar las naves es de unos nueve meses, con lo que la apertura al público se espera para el segundo trimestre de 2019.

Futuro para el solar de Simago y otro parking

El alcalde, Javier Márquez, dejó ver que, aparte del Jaén Plaza, hay otro proyecto muy interesante para el comercio local, esta vez, del centro. Se trata de la recuperación del antiguo solar de Simago, en San Clemente que, de paso, permitirá ampliar las zonas de aparcamiento. Todo el trabajo previo va de la mano, insinuó, de los promotores y los comerciantes. En la Comisión de Urbanismo del miércoles, se resolvió un asunto relativo a esta gran obra, que contempla la creación de tres plantas de aparcamiento subterráneo, según explicó el PSOE, presente en la mesa de trabajo. Su construcción implicará, tal y como se apuntó en la sesión, cambiar la entrada al aparcamiento, para llegar por Roldán y Marín y abrir dos carriles subterráneos, una para llegar bajo la Plaza de Constitución y otro a San Clemente.