El Ayuntamiento estudia habilitar más aparcamientos en las afueras

Pretende optimizar los estacionamientos del Ferial, La Salobreja y el Teatro

17 jul 2019 / 10:59 H.

Se define como aparcamiento disuasorio a los estacionamientos para automóviles situados en la periferia de ciudades generalmente grandes, cuyo fin es alentar a los conductores a aparcar su vehículo privado y acceder al centro de las ciudades mediante el transporte público. ¿Se puede llevar esta teoría a la práctica en Jaén? El Ayuntamiento de Jaén piensa que sí. Por ello, se ha comprometido a utilizar los aparcamientos en superficie del Ferial y de La Salobreja, y el subterráneo del Teatro Infanta Leonor como estacionamientos disuasorios. Es una de las medidas adoptadas ayer en la reunión de la mesa de trabajo por la peatonalización de la ciudad, constituida hace menos de un mes y compuesta por colectivos vecinales, hosteleros, comerciantes, repartidores y taxistas. El objetivo es que entren en funcionamiento en el mes de septiembre. Y la consecuencia es que “mejorarán” la movilidad de la ciudad y sus barrios.

El alcalde anunció que, durante este mes el Consistorio estudiará la viabilidad de la puesta en servicio de estas infraestructuras. La más llamativa, sin duda, es la del aparcamiento de La Salobreja, que actualmente se encuentra habilitado para camiones y que podría albergar hasta cien coches. La propuesta, que partió de Ecologistas en Acción, conllevaría la anulación del “atajo” que parte desde esa zona hasta la carretera de La Guardia.

Junto a este y el de La Vestida, el Ayuntamiento trabajará por la coordinación con otras opciones, como la puesta en valor del aparcamiento disuasorio del tranvía en la carretera de Madrid o el del teatro Infanta Leonor. En la actualidad el uso de este aparcamiento es limitado. La idea planteada ayer en la mesa por la peatonalización es dotarlo de un acceso desde la Carretera de Córdoba, ya que solo se puede llegar hasta su entrada por la calle Millán de Priego. La propuesta es habilitar el doble sentido de circulación en esa calle, con lo que se optimizaría el servicio de estacionamiento en esta infraestructura a un paso del casco antiguo. En esta red de aparcamientos disuasorios juega un papel fundamental la señalización de itinerarios a pie en los casos en que es posible el acceso a la ciudad de esta forma y el rediseño de la red de transporte público para prestar servicio a estas áreas de estacionamiento. En este punto, Julio Millán señaló el protagonismo que debe tener la empresa que presta el servicio de forma concesionada, Autobuses Castillo. “Será necesario concitar la disposición y valorar la exigencia de esta compañía”, apuntó el alcalde.