Cecilio Nieto Cánovas: “Los políticos han sido lamentables”

Este profesor de Filosofía echa la vista atrás para durante este confinamiento para ver cómo se ha comportado la sociedad y los dirigentes de acuerdo a valores éticos y morales, donde destaca a la población por su actuación, comprendiendo la situación que se vivía en el país, algo que no ha sido igual en los líderes, ya que, según él, han buscado sacar rédito

23 may 2020 / 10:32 H.

—Una situación como la que vive la sociedad en estos momentos es nueva. ¿Cómo cree que ha reaccionado para hacerle frente?

—Para empezar, esta pandemia significa que nosotros hayamos tenido que cambiar los comportamientos, estar confinados en casa. La mayoría de la población lo ha entendido y tomado bien, no quiere decir que sea todo. Segundo, los líderes políticos no han estado a la altura de la sociedad, no han sido éticamente modelos, más bien, la inmoralidad es una de las normas fundamentales de su comportamiento. No se puede hacer política buscando réditos electorales con el tratamiento de una pandemia de un nivel tan grande como este. Por lo tanto, mi más profundo rechazo al comportamiento político y acusación de inmoralidad, no han seguido las normas que son las de la población.

—A diario se ve cómo no unen fuerzas y luchan con un objetivo común, ¿no?

—Exacto. Mirándose ellos nada más que el rédito político que pueden sacar a las circunstancias y, después, la derecha pensando en patrimonializar el poder, el espectáculo es muy lamentable y poco gratificante para la sociedad. Parece que lo único que les importa es su reconquista de estar al mando. Nos piden a las personas que estemos unidas cuando ellos son los primeros que no lo están haciendo. Nos exigen cosas y se creen que están exentos y eso tampoco es jugar con las normas éticas, morales. Una de las características principales de esto es que son preceptos de carácter colectivo y los grupos que están en la cima del poder social son los que tienen que dar ejemplo.

—Después de más de dos meses de confinamiento, ¿cómo cree que va a responder la sociedad si esta situación se alarga en el tiempo?

—Cuando uno hace un sacrificio debe tener una meta, es como si te metes por un túnel, este no puede ser indefinido, tiene que haber una salida. Esto que ha sido el confinamiento debería de haber tenido un final más claro del que se ha visto. La pelea entre los grupos políticos ha impedido ver con claridad qué es la salida, porque algunos dirigentes, sobre todo de la extrema derecha, han intentado dar la idea de que estamos castigados por voluntad del Gobierno dentro de nuestras casas cuando no es real. Esto ha impedido que la gente haya visto con claridad el sentido del sacrificio y hemos salido como si hubiésemos estado castigado y es un grave error.

—Además, la gente se manifiesta en las calles...

—Eso es el colmo. Como estamos reprimidos, nos manifestamos en contra y queremos libertad. Pero no nos han quitado nada, lo que han dicho es que si no nos queremos morir, quedémonos en casa. Cuando se cambian los valores sociales y se busca una minoría, lo que se hace es ir contra las normas morales, las colectivas.

—¿Cómo reaccionará la sociedad ante un rebrote?

—Si esto sucede y la gente empieza a morir, nos habremos equivocado a la hora de hacer las salidas y tendremos que confinarnos porque es la única solución que hay. Será peor el remedio que la enfermedad porque la gente lo va a llevar peor después de salir.

—En definitiva, ¿cuál es su valoración con respecto al comportamiento de las personas?

—La sociedad bien, ha intentado entender, comprender, informarse. El espectáculo que han dado los políticos ha sido lamentable y lo que se ha conseguido es que la lucha y el odio se ha llevado a las redes sociales. Por eso, una parte de la población, llevada por el modelo de los dirigentes, han sido impresentables.