Bailén despeja la duda, PP y AIB siguen al frente del Ayuntamiento

Torredonjimeno, Huelma y Jamilena van hacia futuros gobiernos en minoría

15 jun 2019 / 11:31 H.

El Partido Popular volverá a gobernar los próximos cuatro años en Bailén como lo anunciaron, de manera individual, los populares y la Agrupación Independiente de Bailén que llegaron ayer a un acuerdo. Las dos partes coinciden en que no fue una negociación fácil y es que hay que recordar que, hace menos de una semana, los independientes consideraron como una “puñalada trapera” el modo de obrar del PP tras reclamar los cuatro votos que le podían haber dado la mayoría absoluta. Sin embargo, una vez limadas estas asperezas, las dos fuerzas aseguran que se sienten muy orgullosos de la labor desempeñada en el mandato que expira y entienden que es un proyecto de continuidad para la ciudad.

“Pactamos porque hay una coyuntura que nunca había pasado y es que en el Ayuntamiento lo tiene el PP y la Junta de Andalucía también, creemos que necesitamos esa oportunidad para no ir con el paso cambiado”, argumentó Nieves Rusillo, líder de AIB que desveló que exigirán movimientos, en un plazo de 18 meses, para la construcción del Centro de Transportes de Mercancías y la Residencia de Ancianos. También queda claro que AIB tendrá las concejalías de Obras y Servicios Municipales, Turismo, Deportes y Participación Ciudadana. “Vamos a estar a la altura, desarrollando una labor de oposición de control y constructiva. Y ya podemos avanzar que no estamos dispuestos a participar en juegos de sillones, ni en subastas de cargos y puestos. Si AIB quiere romper en el futuro con el PP, le invitaremos a pasar a la oposición, porque no vamos a ser moneda de cambio para presionar a su socio en la difícil cohabitación que les espera”, aseguró el secretario general del PSOE de Bailén y candidato a la Alcaldía, Víctor Abolafia, informa F. J. Cabrera.

Miguel Ángel Carmona, cabeza de lista de Ciudadanos a la Alcaldía, ganó las elecciones el pasado 26M, en Arjonilla, pero su mayoría es simple, es decir, los dos grupos que tiene enfrente, PAR, de naturaleza local, y el PSOE, juntos, suman más que los naranjas. Tanto Carmona como su dirección provincial dejan claro que, hasta hoy, cuando se constituya la nueva Corporación, no se sabrá quien coge la vara de mando. En Castellar también hay una situación similar, que incube a Ciudadanos, pero de otro modo. En este caso son la tercera lista más votada, con 2 ediles y su número 1, Consolación Valiente, negocia a derecha e izquierda, con socialistas, que tienen 5 escaños y populares, con 4, para dar estabilidad a un futuro gobierno que, al cierre de esta edición, no estaba decidido.

Dos municipios en los que el partido del puño y la rosa fue el preferido de los votantes, Vilches y Torredonjimeno, comparten un futuro parecido, puesto que, en ambos casos, sus aspirantes a la Alcaldía, Adrián Sánchez y Manuel Anguita, respectivamente, son los más respaldados, pero sin mayorías absolutas. La hipótesis que se baraja para los dos ayuntamientos, que engrosarían ya amplia lista de Alcaldías del PSOE, es que cada fuerza se votaría a si misma, por lo que la vara de mando iría a parar a manos de Sánchez y Anguita. La Corporación de Vilches tendrá 5 asientos socialistas, 5 de IU y uno del PP y la de Torredonjimeno 7 para el PSOE, 5 para el PP y 5 para IU. Jamilena es más que probable que tenga un regidor socialista, en este caso, José María Mercado, pero este reconoce que no fue posible llegar a un acuerdo con los segundos con más apoyos, AUPA, para sumar los 5 asientos del PSOE a los 3 de estos y tener una estabilidad frente al único edil de Cs y a los 2 del PP, que encabeza el actual regidor en funciones, Crispín Colmenero. Este, de todos modos, niega que haya alianza alguna para desbancar a los socialistas.

Salvo un morrocotudo giro del guión que hay actualmente escrito, la marca Adelante se quedará al frente de los ayuntamientos de Huelma, Villatorres y Lahiguera. Sus victorias en estas plazas, aunque no por mayoría absoluta, sí son tácticas, ya que para evitar estos gobiernos es precisa una unión entre socialistas y populares poco probable, como confirman las fuentes consultadas en las dos fuerzas de izquierda. Otros municipios, como Linares, Begíjar, Rus y La Guardia, donde tampoco había mayorías absolutas resolvieron, entre el miércoles y el jueves, sus gobiernos municipales, lo que se tiene que traducir que el acto de constitución de las nuevas corporaciones sea tranquilo.