Aplauso a la milenaria alianza entre el ser humano y el olivo

Francisca Medina pronuncia el pregón de la Fiesta en la tierra que la vio nacer

09 dic 2019 / 12:25 H.

Jaén, levántate brava / sobre tus piedras lunares / no vayas a ser esclava / con todos tus olivares”. El eco de los célebres versos de Miguel Hernández comenzó a recorrer con viveza la atmósfera marteña cuando el sol se desperezó sobre la Peña. Así, brava, se levantó Martos, sin duda, y también orgullosa de su historia y preparada para celebrar los actos centrales de la XXXIX Fiesta de la Aceituna, el homenaje anual perfecto a la tradición olivarera en la ciudad, declarada de Interés Turístico de Andalucía. Todo acompañó, hasta el tiempo —lucía un espléndido sol en el cielo tuccitano—, para que la Ciudad de la Peña acogiera con los brazos abiertos a una de sus hijas, Francisca Medina, que, a pesar de asir desde hace casi una década el bastón de mando en Torredelcampo, forjó su espíritu perseverante y feminista en las calles marteñas. Hoy, no solo como regidora torrecampeña, sino también como vicepresidenta primera de la Diputación Provincial, volvió a la tierra que le vio nacer para afrontar un reto no exento de dificultad: pronunciar el pregón de la Fiesta de la Aceituna.

Familiares, la Corporación Municipal de Martos, con su alcalde, Víctor Torres, al frente; la subdelegada del Gobierno, Catalina Madueño; el diputado provincial de Promoción y Turismo, Francisco Javier Lozano; compañeros de partido, como la parlamentaria andaluza Ángeles Férriz y el senador José Latorre, y del equipo de Gobierno del Ayuntamiento torrecampeño; el alcalde de la ciudad toledana de Mora, Emilio Bravo; representantes de la Guardia Civil y la Policía Local y un nutrido grupo de vecinos marteños acompañaron a la pregonera en el Teatro Municipal Maestro Álvarez Alonso y en el Parque Manuel Carrasco, en el que la propia Medina y Torres hicieron la tradicional ofrenda floral al Monumento de los Aceituneros mientras la Agrupación Musical Maestro Soler interpretaba los himnos de Andalucía y de España.

M. I./ El pasodoble “La tierra en que nací”, del compositor local Felipe Moral, vio la luz por primera vez en el teatro. El artista Vicente Gallardo y los integrantes de la Agrupación Maestro Soler interpretaron la obra, escrita a partir de un poema anónimo.

M. I./ Cristina Cruz se encargó de poner, junto a la Agrupación Musical Maestro Soler, el broche de oro al acto institucional en el Teatro Maestro Álvarez Alonso. La cantante hizo gala de un potente chorro de voz durante su interpretación de “Andaluces de Jaén”. El espectáculo provocó que el respetable rompiera en aplausos repletos de emoción por lo que acababan de presenciar.

“Detrás de un aceite hay una gran historia”

El alcalde de Martos, Víctor Torres, fue la primera de las autoridades en tomar la palabra en el Teatro Municipal Maestro Álvarez Alonso. El regidor marteño destacó que la Fiesta de la Aceituna es una celebración que “se abre al mundo y huye de localismos”. Torres no escatimó elogios para los aceites de oliva virgen extra jiennenses: “La esencia del Mediterráneo vive en la provincia de Jaén. Un aove no es un producto alimentario más, sino el resultado de una estrecha y milenaria alianza entre el hombre y el olivo”, manifestó, antes de reconocer el trabajo que todas aquellas personas que dedican su vida a la obtención de ese producto estrella: “Detrás de un aceite siempre hay una gran historia”.

“Martos cambia su vida en época de aceituna”
EMILIO BRAVO |
Alcalde de Mora

La vicepresidenta primera de la Diputación Provincial, Francisca Medina, pronunció un pregón de la Fiesta de la Aceituna emotivo y reivindicativo. Medina recorrió los rincones marteños que formaron parte de su infancia y su adolescencia. El recuerdo de esta etapa ligada al mundo de la aceituna estuvo presente durante todo el discurso: “Quien no se haya comido un hoyo con aceite en un tajo con aceitunas y bacalao no sabe lo que te ofrece esta tierra”, dijo. La pregonera resaltó la importancia del papel femenino en el mundo rural y abogó por la unión de productores para luchar contra la crisis de precios en el sector: “La concentración es la mejor solución para mejorar la comercialización”, concluyó.

“El olivar tradicional fija nuestra población”
idcon=14270318;order=23

El alcalde del municipio toledano de Mora, Emilio Bravo, volvió a estar presente en Martos en una edición más de la Fiesta de la Aceituna para seguir estrechando lazos entre las dos ciudades hermanadas. El regidor recordó que Mora es “el mayor productor de aceite de Castilla-La Mancha”, del mismo modo que Martos lo es de la provincia jiennense, por lo que, aunque reconoció la difícil situación que atraviesa el sector actualmente en cuanto a la comercialización, manifestó: “Estoy seguro de que llegarán tiempos mejores. El olivar tradicional nos sirve para fijar población y dar muchos puestos de trabajo. Los hombres y las mujeres de Martos y de Mora somos gente trabajadora y orgullosa de nuestras raíces”.