URGENTE

San Sebastián, en lo más alto

El patrón de los guardeños se luce, un año más, por la ermita de las Allanadas
Ver comentarios
|
21/05/2019

Había ganas de romería, muchas. Para los foráneos que conozcan bien el santoral, puede ser que les resulte extraño que San Sebastián, cuya festividad se celebra el 20 de enero, salga en procesión a mediados de mayo, pero en La Guardia es más que una costumbre y presumen de él tanto en su gran día como en primavera, donde celebran una romería en su honor. Se trata de una festividad muy arraigada en el municipio, en la que participan muchos devotos, porque el patrón, merece eso y mucho más.

Su pueblo no escatima y desde bien temprano son muchos los que toman rumbo hacia la elevada ermita, situada en el paraje de las Allanasda donde no importa el viento fresco o la estrechez de su camino, su fe los lleva hasta el encuentro con San Sebastián. Una vez allí, todos toman asiento alrededor de la imagen mientras el cura, Juan Pedro Moya, tomó la palabra para celebrar la santa misa en honor a San Sebastián, mientras la Asociación Musical Villa de la Guardia adornó la ceremonia con sus bellas voces y guitarras. Tras ello, se procedió a la colocación de las nuevas medallas a la Junta Directiva de la cofradía, bendecidas por el párroco.

Y llegó el momento, los anderos se colocaron en sus puestos y el patrón de La Guardia rozó el cielo al paso de vivas y guapos. Comenzó su lucimiento por la ermita, donde muchos fieles lo siguieron mientras la banda le dedicaba animadas melodías. También fueron muchos los que decidieron acudir a la romería como manda la tradición, con sombrero cordobés en mano y vestido de gitana para ellas. San Sebastián llegó a la zona del albergue, allí dio la vuelta con un sol radiante que lo iluminó para su gente. De vuelta a la ermita, no cesaron las dedicatorias de algún romero espontáneo ni tampoco los aplausos. Una vez finalizada la procesión, llegó el momento de repartirse por la zona y preparar un buen aperitivo. De comer, un buen plato de paella, que el Ayuntamiento preparó para todos los participantes en la caseta municipal. Tampoco faltó la música durante el almuerzo, que estuvo a cargo de la orquesta BUDA.

Allí pasaron la jornada los guardeños y devotos de San Sebastián que no faltan a la cita, pequeños y mayores que quieren mostrar su infinita fe al patrón durante los días en los que dura romería y en los que lo procesionan por su ermita, pero también le ofrecen flores, le rezan, le cantann, le cantan y le piden que el año restante, San Sebastián los tenga en cuenta y les cumpla todas su plegarias.