Actualizado
sábado, 20 julio 2019
23:34
h
URGENTE

La nueva era de la Diputación arranca con su “tripresidente”

Francisco Reyes apuesta por la cohesión territorial y las políticas sociales
Ver comentarios
|
12/07/2019

Con algo más de retraso de lo esperado tras las elecciones municipales del 26 de mayo, la nueva Corporación de la Diputación Provincial quedó, al fin, constituida. Ocurrió ayer, tan sólo tres días después de que se celebrara el pleno de carácter extraordinario con el que se puso el punto final oficial al mandato 2015-2019. Los pasillos del Palacio Provincial, más concurridos de lo habitual —tanto que incluso se hacía necesario lidiar con la congestión para poder avanzar por ellos— bullían de expectación. Decenas de vecinos jiennenses que acudieron para presenciar el acto institucional en el salón de plenos y a las puertas de este —se instaló una pantalla desde la que se pudo seguir en directo la sesión plenaria—, y a ellos se unieron representantes políticos de toda la provincia, pero también de los ámbitos regional y nacional.

Poco a poco, el entorno del hemiciclo se fue convirtiendo en un hervidero de caras conocidas, las del alcalde de la capital, Julio Millán; la subdelegada del Gobierno de España, Catalina Madueño; la delegada del Gobierno andaluz, Maribel Lozano; los expresidentes de la Diputación de Jaén Felipe López y Leocadio Marín, el diputado nacional Felipe Sicilia y la parlamentaria Ángeles Férriz, entre otras. Así, los minutos previos al inicio del pleno fueron un nido de apretones de manos, reencuentros, sonrisas y cordialidad, aunque aún faltaba una personalidad más por sumarse a esta “fiesta de la democracia”, tal y como sería definida más tarde: la secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz. Precisamente la espera a la expresidenta de la Junta de Andalucía provocó que el inicio de la sesión que abría la nueva era se retrasara.

Cerca de media hora más tarde de lo establecido, cuando el reloj estaba a punto de marcar las doce y media de la tarde, la secretaria de la Corporación constituyó la Mesa de Edad, que integraron Francisco Carmona (PP), como el diputado provincial de más edad, y Francisco Javier Lozano (PSOE), como el más joven. A partir de aquí, el pleno avanzó según la fórmula ya conocida: en orden alfabético fueron llamados para jurar o prometer sus cargos los 27 diputados —16 del PSOE, 10 del PP y sólo uno de Ciudadanos—, y en orden alfabético depositaron sus votos para elegir al presidente. El resultado, sin sorpresas: Francisco Reyes, con 17 votos —los 16 del PSOE y el de Ildefonso Ruiz, por parte de Ciudadanos—, seguirá al frente de la Diputación de Jaén cuatro años más. Este será su tercer mandato.

Tras ocupar su de sobra conocido escaño en el centro del hemiciclo, Reyes cedió el turno de palabra a los portavoces de los tres grupos políticos representados en la Corporación, el mencionado Ildefonso Ruiz, Juan Diego Requena, que sustituye a Miguel Contreras como portavoz del PP, y Pilar Parra, por parte de los socialistas. Todos coincidieron en resaltar la necesidad de olvidar los colores políticos para trabajar en pro de la provincia.

Fue Ildefonso Ruiz, una de las caras nuevas —no en vano, es la primera vez que su partido tiene representación en la Administración provincial de Jaén—, el primero en tomar la palabra. El portavoz de Ciudadanos comenzó repitiendo una cifra significativa: 638.099, esto es, el número de habitantes de la provincia, un reclamo que utilizó para hablar de la despoblación en una Jaén “que pierde 15 habitantes al día”. Ruiz indicó al respecto: “Tenemos la obligación de crear un futuro esperanzador para nuestros hijos y nietos”. Para lograrlo, aseguró que Ciudadanos tendrá un único objetivo: “Arrimar el hombro”.

De la misma forma comenzó su alocución el presidente del PP en Jaén, Juan Diego Requena: “Aquí hay una mano tendida para que esta Diputación trabaje de manera conjunta y decidida”. Sin embargo, advirtió a los diputados socialistas que su mayoría absoluta “les puede dar tranquilidad, pero no arrogancia”. En este sentido, incidió en la idea de que su partido es “útil a la ciudadanía, fuerte y valiente”, además de que el PP “deja a un lado los intereses de partido y mira sólo el interés general”.

Por parte del PSOE, Pilar Parra alabó la gestión del Equipo de Gobierno socialista durante los últimos cuatro años: “Muchas de tus ideas han sido verdaderos aciertos”, dijo dirigiéndose a Reyes. Además, reivindicó el carácter municipalista de la Diputación y aplaudió las intervenciones de Ruiz y Requena: “Me ha gustado mucho su discurso porque eso significa que la Junta se va a volcar con la provincia de Jaén”.

Por último, Francisco Reyes pronunció su discurso de inicio de mandato. El presidente de la Diputación se mostró ambicioso y aseguró que la Administración provincial seguirá trabajando para reforzar las políticas sociales y la cohesión territorial, así como para potenciar el desarrollo económico de Jaén, con el sector olivarero y el oleoturismo como algunos de los ejes principales de sus políticas. Además, entre otros aspectos, Reyes dijo que la Diputación “exige que la situación del transporte ferroviario en la provincia cambie” y que la Administración provincial “estará especialmente vigilante” para luchar contra “los discursos que plantean retrocesos” en materia de igualdad: “No tengan ninguna duda de que el feminismo se impondrá en nuestras políticas”. Para lograrlo, Reyes indicó que se seguirá “una hoja de ruta muy clara”, el Plan Estratégico provincial “elaborado desde el consenso”, y solicitó a los diputados su esfuerzo “para que todos seamos capaces de escribir la mejor historia de la provincia”.