Actualizado
lunes, 19 agosto 2019
21:47
h
URGENTE

Estocada final a los encierros

Pontones culmina sus fiestas patronales con una última lidia de reses bravas
Ver comentarios
|
13/08/2019

Tres jornadas son las que lleva Pontones celebrando sus tradicionales encierros. Las reses bravas discurren estos días por las calles del municipio como un vecino más, aunque bajo la atenta mirada de unos ojos humanos que vibran de euforia a escasos pasos del animal. Es un duelo cara a cara entre la bestia y el hombre, una conversación intranquila que habla de historia. Las fiestas de Pontones brillan cada mes de agosto entre los santiagueños y pontoneros, que a pesar del azote del calor agosteño, arriman el hombro a unas tradiciones antiguas que posan firmes sus raíces entre la Sierra de Segura.

La romería de la Virgen del Rosario, el pasado viernes, dio paso a los días grandes de celebración, con la lidia y suelta de vaquillas que tanta curiosidad suscita entre los pueblos de la comarca y la provincia de Jaén. La ganadería Hijos de Antonio Fernández preparaba ayer sus últimas reses bravas para el gran encierro que pusiera el broche de oro a sus fiestas. A las 18:00 horas, como en días anteriores, tenía lugar la lidia de dichos animales, con una alta participación vecinal. Las calles de la pequeña villa acogían a curiosos y propios, que se afanaban en cumplir con la tradición que se repite cada año durante el mes de agosto. También los más pequeños contemplan atónitos la escena en un marco incomparable para los años venideros.

Asimismo, después de la actuación ofrecida el día anterior por el grupo Retropop y la orquesta La Noche, la tarde no quedó exenta de música gracias a la actuación de Flamenco Fusión, que amenizó una última jornada en la popular plaza de la verbena. Y ya pasada la medianoche, Moreno Show fue quien cerró la programación festiva que el Ayuntamiento de Santiago-Pontones inauguraba el pasado miércoles. Culmina así una semana de agitada actividad entre la tranquilidad de la sierra para continuar con el cotidiano quehacer de los vecinos de Pontón Alto, que a expensas de que todo vuelva a la normalidad, ya cuentan los días del año para que lleguen las fiestas otra vez.