Actualizado
lunes, 19 agosto 2019
17:57
h
URGENTE

Un solo mes de Matinsreg, más caro que un año de Imesapi

Entre 2012 y 2013, el mantenimiento de las fuentes subió exponencialmente
  • SURTIDOR. Una de las fuentes de la Plaza de Santa María, durante uno de sus periodos de funcionamiento.
    SURTIDOR. Una de las fuentes de la Plaza de Santa María, durante uno de sus periodos de funcionamiento.

El Juzgado de Instrucción número 2 tiene una prolija documentación sobre el paso de la empresa de Matinsreg, con sede social en Toro, Zamora por el Ayuntamiento, como contratista del servicio de mantenimiento de fuentes; el supuesto agujero económico que generó, para colmo tras una adjudicación presuntamente ilícita, y los sospechosos de estos hechos. Papeles de la propia Administración local, la Agencia Tributaria y un informe de la Unidad de Delitos Económicos de la Guardia Civil que sirven para imputar los delitos de prevaricación, falsedad, malversación, cohecho y tráfico de influencias al exalcalde y secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández, a la concejal Rosa Cárdenas, a un técnico municipal y al responsable de Matinsreg. En el auto de citación para estas cuatro personas, el próximo 5 de junio, su señoría recuerda que el quebranto patrimonial generado en el Ayuntamiento ronda, en apenas dos años, los 3,6 millones de euros. Solo hay que echar un vistazo a las facturas presentadas por la firma zamorana para comprender que el juez esté con la mosca detrás de la oreja. Este periódico pudo consultar algunas y, por ejemplo, entre diciembre de 2012 y septiembre de 2013, Matinsreg cargó a las arcas municipales 2,7 millones de euros, lo que supone 337.500 al mes. La anterior concesionaria del servicio, Imesapi, que dejó de atender a la Administración local por una deuda de 38 millones de euros, tenía un presupuesto anual de 330.000 euros.

El PSOE, que denunció estos hechos, primero en 2014, sin éxito, y luego en 2017, advirtió de que algo raro ocurría en 2013. Antes lo hizo el interventor, que tenía claro que la relación municipal con la empresa zamorana carecía de “todo procedimiento, soporte, contrato o relación de toda índole”. De ahí que José Enrique Fernández de Moya tenga la condición de investigado por la Justicia. Y es que a pesar de los sistemáticos “peros” de la Intervención, el que fuera regidor firmó, ya el 27 de diciembre de 2012, una resolución para dar vía libre a los primeros pagos a Matinsreg. Estas labores solo en trabajos en surtidores de agua, entre el 8 de agosto y el 29 de noviembre, superaron los 750.000 euros, conforme a los documentos consultados. Por las sospechas de corrupción que le rondan, Ciudadanos pide a Mariano Rajoy la cabeza de Fernández de Moya. Jaén en Común recuerda, en una nota, que fue este partido el que dio vía libre a la investidura del que fuera regidor cuando, en 2015, le brindaron su apoyo los tres ediles que la formación naranja obtuvo en las municipales