Actualizado
viernes, 16 agosto 2019
10:47
h
URGENTE

Tengo un recuerdo muy grato, y es que cuando hice la Selectividad recibí la nota a través de un sms, lo que era una innovación tremenda. De hecho, tenía amigos en otras comunidades y provincias que tenían que ir presencialmente a ver el resultado de los exámenes. O ahora me he tomado un café y lo he pagado con mi Android de forma sencilla. La Universidad de Jaén ha sido siempre muy innovadora”. Así se expresó Gonzalo Romero, jiennense responsable de Google for Education, durante un encuentro informal que mantuvo con responsables de la institución.

En esta línea, reconoció que la UJA fue de las primeras universidades en utilizar los servicios de Google para estudiantes y profesores, hace aproximadamente 12 años. “A través de las colaboraciones que ofrecemos, nosotros facilitamos las herramientas y la institución da cuentas de usuario que cumplen con el reglamento de protección de datos y son seguras. Y tenemos otra serie de proyectos educativos en los que empezaremos a trabajar con la Universidad de Jaén orientados al desarrollo de competencias digitales al profesorado, al estudiante, herramientas de Google en base a inteligencia artificial y Big Data en investigaciones que se realizan en la Universidad o para titulaciones orientadas, por ejemplo, a Ciencias de la Computación”, dijo.

Estas colaboraciones se enmarcan, apuntó Romero, en el proyecto que la compañía desarrolla a nivel mundial, a través del que quiere apoyar a las escuelas en su transformación digital, en la gestión del cambio y en el desarrollo de competencias blandas y digitales, poniendo al servicio de colegios y universidades la plataforma G Suit for Education, orientada para que los aprendices y profesores puedan colaborar, compartir información, comunicarse de una forma más ágil y eficiente y organizarse mejor. “En definitiva, que puedan mejorar su productividad al tiempo que desarrollan competencias como el trabajo en equipo o la resolución de problemas, entre otros”. En España, la división que dirige el jiennense trabaja desde hace cuatro años en esa línea, y cada vez son más los colegios y universidades que utilizan sus herramientas, junto al ordenador Chromebook, pensado para la “era de internet”, que no tiene virus, que se actualiza sin que el usuario lo perciba, y que arranca en menos de 6 segundos. “Ya es número 1 en colegios de EE UU, Canadá, Suecia, Nueva Zelanda y Holanda, y en España está creciendo mucho”, apuntó. En el caso de Andalucía destacó la gran inversión en tecnología para educación, por lo que auguró que llegarán proyectos de colaboración muy interesantes: “La tecnología tiene que estar al servicio de la pedagogía. De ella tenemos que esperar que funcione, que sea segura y no suponga una carga económica, porque lo importante es lo que los profesores pueden hacer con ella”.

Gonzalo Romero, un jiennense que lleva a gala su tierra, lanzó además un mensaje a los estudiantes: “Que piensen en grande y que empiecen en pequeño, que no se pongan límites y que tengan un plan para llegar a sus objetivos”, tras lo que les instó a que adquieran competencias además de formación, ya es lo que demandan las grandes empresas.

Guadalimar-Altocastillo, primer centro de referencia en Jaén
idcon=13971902;order=13

El Colegio Guadalimar-Altocastillo forma parte de la red mundial de Escuelas Referentes Google for Education, de tal manera que es el primero de Jaén y de los pioneros también en España en lograrlo. Para el centro se trata de una muy buena noticia. “Siempre hemos perseguido la excelencia académica y tenemos el compromiso de estar en la vanguardia educativa”, aseguran sus directores, María Paz Ruiz (Guadalimar) y Javier Palma (Altocastillo). Por este motivo, desde hace unos años, explican, pusieron el foco en Google for Education, con el objetivo de que los alumnos adquieran las competencias digitales necesarias que demanda la sociedad, inmersa en una revolución tecnológica. “Haber conseguido este logro es un reconocimiento al esfuerzo de nuestros docentes en su adaptación a las nuevas metodologías y herramientas en esa digitalización de la educación”, aseguran.

Por otro lado, el Programa para la Evaluación Internacional de los Alumnos (PISA), que se ha establecido como el marco de evaluación de referencia para los más de 80 países que participan en sus pruebas, también ha arrojado unos excelentes resultados para el centro. Por ejemplo, el rendimiento del centro está por encima en lectura, matemáticas y ciencias en relación con el resto; la media en lectura, matemáticas y ciencias se encuentra por encima de la media española, y el porcentaje de repetidores es tan solo del 2%.