URGENTE

Protagonista de un sinfín de personajes de cuentos

“Pídeme la Luna” sorprende al niño Aitor con un lote de muñecos y juguetes de sus dibujos preferidos
  • SUEÑOS. El pequeño Aitor, junto con Marisol Escribano, sus padres y personal del Hospital.
    SUEÑOS. El pequeño Aitor, junto con Marisol Escribano, sus padres y personal del Hospital.

Más allá de la magia de Papá Noel o de los Reyes Magos de Oriente, la Asociación Pídeme la Luna mantiene en funcionamiento su maquinaria para cumplir los sueños de los niños enfermos de cáncer. Precisamente, esta “fábrica de las ilusiones infantiles” recibió una carta con la esperanza del pequeño Aitor para que les regalaran alguno de sus personajes favoritos. Seguramente, el niño fantaseó con ser el protagonista junto a uno de los perritos de la Patrulla Canina, o con Caillou; conducir el Batmóvil de luxe, ser amigo de Blaze parlanchín y Peppa Pig o pasear con una “molona” mochila de la Patrulla Canina y Spider-Man. Una ristra de juguetes de la que alguno podría tener entre sus manos. Tal y como cuenta la presidenta de “Pídeme la Luna”, Marisol Escribano, la “sonrisa angelical” del pequeño, de cuatro años, les “robó el corazón”. “Es una auténtica gozada estar a su lado, siempre está sonriendo. Aitor es cariñoso y tierno y muy agradecido, porque ante la sorpresa de hoy respondía de una forma efusiva con sonrisas y besos para todos, es un cielo de criatura”, cuenta Escribano.

La representante del colectivo, relata que el pequeño no se imaginó por un momento que cada una de las propuestas de su lista fueran, en su conjunto, su regalo. “Él nos contaba en su carta cuál era su sueño y para ello nos envió una lista con los nombres de sus personajes favoritos para que uno de ellos fuera nuestro regalo, pero Aitor no se esperaba lo que iba a ocurrir en su habitación del Hospital Materno-Infantil”, dice Marisol Escribano, quien describe la gran satisfacción que sintieron los presentes al ver cómo la magia de “Pídeme la Luna” regalaba ilusión con el fin de hacer feliz a Aitor no con un personaje solo, sino con todos con los que había soñado cada día. “No se puede describir la alegría de Aitor ante semejante escena y la felicidad de todos nosotros al ver que cada vez que abría un paquete le daba un beso al personaje mientras pronunciaba, con énfasis, su nombre y otro beso a nosotros”, detalla la presidenta de la asociación. En este sentido, la representante del colectivo manifiesta su agradecimiento, precisamente, al pequeño por transmitir su alegría y sonrisa —“el más bonito de los regalos”, subraya Escribano—. “Deseamos que disfrutes mucho con todos tus amiguitos”, dedica su escrito la presidenta de la Asociación Pídeme la Luna a Aitor.