Por encima del valor de ozono troposférico

La capital registró hasta 64 y 51 superaciones del agente contaminante en sus estaciones

12 ago 2019 / 11:21 H.

Ecologistas en Acción exponen, en su último informe sobre la calidad del aire, que las estaciones de Las Fuentezuelas y Ronda del Valle (ambas en la capital) obtuvieron los peores resultados, durante 2018, con respecto a las superaciones del valor objetivo octohorario establecido por la normativa andaluza en ozono troposférico (120 microgramos por metro cúbico). En concreto, estas sobrepasadas se repitieron hasta 64 y 51 veces, respectivamente.

Así, desde la plataforma ecologista explican que, el año pasado, recopilaron los datos de hasta 102 estaciones de control de la contaminación, pertenecientes a las redes de vigilancia de la calidad del aire de la Junta de Andalucía. Tras esta labor de compilación, Ecologistas en Acción explica en el documento que los contaminantes que más incidencia tuvieron en 2018 fueron el ozono troposférico (O3), las partículas PM10 y PM2,5, el dióxido de nitrógeno y el dióxido de azufre.

El ozono troposférico afectó a todo el territorio andaluz, según apunta el informe de la plataforma, donde aseguran que casi todas las estaciones de medición registraron superaciones muy elevadas del valor octohorario recomendado por la OMS. De hecho 35 de las 60 de las estaciones andaluzas que miden este contaminante registraron superaciones en más de 75 días. “Si se les aplicara el criterio establecido en la normativa para evaluarlo (un máximo de 75 superaciones del objetivo legal en tres años), solo en 2018 la mayoría habría sobrepasado todas las superaciones admisibles durante tres años”, expone el documento. De hecho, el ozono troposférico es el contaminante que más afectó a la capital jiennense desde primeros de julio, pues solo hubo un día, el 28 del mes pasado, en el que el Informe Diario de Calidad del Aire Ambiente de la Junta de Andalucía registró el O3 en “buen” estado en la Ronda del Valle (habiendo cuatro niveles: buena, admisible, mala y muy mala). Un valor que no se alcanzaba en dicha estación, además, desde el 6 de febrero. Respecto a la estación de Las Fuentezuelas, lleva sin conseguir estar en nivel “bueno” de este contaminante desde el 16 de enero, estando, en la mayoría de días, en estado “admisible”.

Asimismo, la plataforma ecologista apunta en su informe que en la región andaluza la mayor parte de las estaciones que miden las partículas en suspensión (PM10 y PM2,5), sustancias orgánicas o inorgánicas dispersas en el aire procedentes principalmente de los vehículos diesel, “han registrado porcentajes de captura de datos inferiores a los mínimos establecidos por la normativa”. De esta forma, en partículas PM10 y PM2,5, “prácticamente todas las estaciones de las redes de medición sobrepasaron los valores recomendados por la OMS para ambos contaminantes”. No obstante, aunque hubo una mejora significativa respecto al año 2017, en las estaciones de Villanueva del Arzobispo y Marbella (Málaga) superaron “el valor límite diario establecido por la normativa para las PM10”, y las estaciones de La Línea, Guadarranque, Economato y Cortijillos en la Bahía de Algeciras, Granada Norte en el área metropolitana de Granada, Torneo en la aglomeración de Sevilla y Villanueva del Arzobispo “superaron el valor límite anual establecido por la normativa para las PM2,5 en 2020, sin llegar a superar el vigente en 2018”. La plataforma ecologista añade en su informe, además, que los territorios andaluces donde se alcanzaron los peores registros de partículas PM10 y PM2,5 fueron las áreas metropolitanas de Granada y Sevilla y las áreas industriales más afectadas fueron Bailén, Villanueva del Arzobispo, Algeciras y Cádiz.