“Plan de choque” para evitar plagas de ratas y cucarachas

El Ayuntamiento realizará un diagnóstico de los barrios y sus necesidades

06 ago 2019 / 11:19 H.

Es mejor prevenir que curar. Bajo esa premisa es sobre la que trabajará el Ayuntamiento con el principal objetivo de evitar la proliferación de ratas y cucarachas en diferentes puntos de la ciudad con la llegada de la temporada estival. “Vamos a hacer un diagnóstico de toda la ciudad, de todos los barrios, para comprobar los tratamientos que se han realizado durante todo el año para que, el verano que viene, hayamos puesto los medios necesarios que eviten las plagas de ratas y cucarachas”, anunció el concejal de Servicios Públicos, Concesionarias y Contratación, Francisco Lechuga, en el primer día del plan de choque de desratización puesto en marcha en el barrio del Bulevar.

De este modo, el responsable municipal adelantó que el objetivo del Gobierno municipal es poner en marcha acciones preventivas que eviten la proliferación de plagas en la capital. Por el momento, los trabajos se realizan en la manzana de Juan Pablo II con Pío Aguirre, ya que se trata de la zona del barrio más afectada por la presencia de estos roedores. Unos trabajos que se realizarán bajo la supervisión municipal por parte de la empresa concesionaria de los servicios de limpieza y control de plagas.

El concejal aclaró que las intervención en estas calles comenzaron con el balizado del área prevista para intervenir, con el principal objetivo de restringir el acceso y determinar las medidas que son necesarias para acabar con las ratas que, como ya se determinó, se concentran en los parterres de lavanda, mayoritariamente, aunque también hay presencia de roedores en otros espacios verdes. “Es muy importante que no se acceda al perímetro balizado, en especial niños, por lo que se ruega la mayor difusión posible de esta acción”, hizo hincapié Francisco Lechuga, que pidió a los ciudadanos que, en la medida de lo posible, contribuyan a dar este mensaje del Ayuntamiento y colaboren facilitando su misión a los expertos encargados en esta tarea. Además, en las mismas vallas que impiden el acceso a las zonas en tratamiento también se encuentra esta advertencia.

A lo largo de la jornada, se procedió a la aplicación de los tratamientos que acaben con los roedores en estas calles. “Esta actividad tiene que ser complementaria a los buenos hábitos de las personas que no depositen sus basuras fuera de los contenedores y no dejen resto de comida en el suelo”, subrayó el concejal de Servicios Públicos, Concesionarias y Contratación.

En cuanto al tiempo en el que estará en vigor el plan el plan de desratización para Expansión Norte, Francisco Lechuga advirtió que el tratamiento específico se prolongará por el periodo que sea preciso y, en esta línea, apuntó además que, en un futuro, se puede realizar un cambio en la zona verde, que consista en la eliminación de la lavanda y la sustitución por otro tipo de arbustos que proporcionen menos cobijo a este tipo de roedores.

Desde la asociación vecinal mostraron su satisfacción por la agilidad de los trabajos que se realizan en la zona y agradecieron que el Ayuntamiento cumpla con los compromisos adquiridos con la ciudadanía. Y es que apenas una semana después de que hicieran pública su denuncia ya están en marcha los trabajos de desratización. Una medida que consideran fundamental para evitar lo que podría conllevar, en el caso de que no se tratara, un problema de insalubridad en la zona. Y es que la zona se ve afectada de una forma especial al estar rodeada de descampados, y los roedores ni tan siquiera se asustaban cuando algún vecino se cruzaba en su camino.

Una tesitura que se repite desde hace años y no solo en la zona, sino también en otros puntos de la ciudad con la llegada de las altas temperaturas, sumada, en algunas ocasiones, a la falta de mantenimiento. El objetivo, ahora, será intentar frenar esta situación, para que estos molestos visitantes no regresen de nuevo el próximo verano.