URGENTE
  • INDICACIONES. El técnico del Linares Deportivo, Juan Arsenal, da instrucciones a sus pupilos desde la banda.
    INDICACIONES. El técnico del Linares Deportivo, Juan Arsenal, da instrucciones a sus pupilos desde la banda.

Último entrenamiento en casa. Última rueda de prensa en casa. Último viaje para afrontar un partido clave. Último es la palabra más repetida estos días en Linares, donde esperan poder repetirla unas cuantas veces más hasta acabar diciendo “último partido en Tercera”, lo que supondría haber logrado el sueño y el objetivo de esta temporada: subir a Segunda División B para disputar la próxima campaña en la categoría de bronce del fútbol español.

Juan Arsenal, técnico del Linares Deportivo, se encargó de analizar ante los medios el que será el último partido de la temporada, pase lo que pase en el campo. Una temporada que sin duda se ha hecho larga, pero no importará si se logra el objetivo. “Sabíamos que tenía que ser largo si queríamos tener opciones de ser un equipo de mayor categoría la temporada que viene”, dijo Arsenal antes de asegurar que el equipo afrontar el encuentro con “ilusión” y “confianza” en conseguir un resultado positivo que les permita el ascenso.

“Somos conscientes de que tenemos que conseguir el ascenso fuera de casa y ante un rival que busca lo mismo que nosotros, pero tenemos la condición, la credibilidad y todo lo que se tiene que poner para intentar conseguirlo por nosotros, nuestra gente y la ciudad. Estamos a 90 minutos de un sueño”, comentó el técnico.

Ante lo que no se puede calificar más que de una final, el entrenador azulillo aseguró que no cree que La Nucía “cambie mucho su filosofía de juego y sistemas” para este encuentro. “Después del partido de ida tenemos una mejor visualización de ellos. La eliminatoria está al 50 por ciento y tenemos que buscar un gol que nos facilitaría mucho y obligaría al rival que nos hiciera dos”, dijo.

Marcar fuera de casa es precisamente lo que no ha logrado hasta el momento el equipo, aunque Arsenal aseguró que “las estadísticas están para romperlas” y que el equipo “puede ganar a cualquiera jugando tanto de local como de visitante” y es el objetivo en el campo de La Nucía.

“Tenemos argumentos más que suficientes, variantes tácticas y el equipo transmite, juegue como juegue, que puede ganar a cualquier rival, sabiendo que hay un ascenso en juego y tenemos que minimizar los errores”, explicó.

El equipo parte hoy tras el desayuno con destino a Benidorm, donde tendrán la última sesión preparatoria de la temporada en busca de aclimatarse a las condiciones meteorológicas de la costa alicantina, que distan bastante de la linarense en estos días.

El equipo estará arropado por 150 aficionados, para los que Arsenal también tuvo palabras: “La afición que se desplaza es un aliciente extra que tenemos. Sabemos que nuestra afición es incondicional y en estos playoffs ha sido un factor determinante”, comentó.

Con la expedición al completo, donde solo estarán sin opciones de saltar al terreno de juego los lesionados de larga duración Rosales y Rodri, viaja el equipo en busca de un sueño que comenzó a fraguarse el pasado mes de julio y que ahora afronta su última escena.

Agotada la camiseta de la primera equipación

AZUL. El club anunció a media tarde de ayer que las camisetas azules de la primera equipación estaban agotadas y alentaban a los aficionados a hacerse con la segunda. Desde el Linares Deportivo se espera que sea una camiseta que pase a la historia por ser con la que se logró el ascenso a Segunda División B. Los aficionados azulillos, una vez más, demostraron su compromiso con el equipo, al que arroparán 150 aficionados que se hicieron con las pocas localidades que estaban reservadas para el conjunto visitante en el partido de mañana en La Nucía, donde a buen seguro lucirán los colores del equipo con orgullo y empujarán desde el primer minuto a los futbolistas.