Actualizado
domingo, 18 agosto 2019
14:41
h
URGENTE

El PP-A aparta a los concejales Antonio Delgado y Javier Tortosa

El comité de derechos y garantías acuerda una suspensión de militancia de un año
  • EXPEDIENTE. Los concejales populares Antonio Delgado y Javier Tortosa, en una fotografía de archivo.
    EXPEDIENTE. Los concejales populares Antonio Delgado y Javier Tortosa, en una fotografía de archivo.

El comité de derechos y garantías del PP-A decide imponer a los ediles Antonio Delgado —también secretario general popular en la ciudad minera— y Javier Tortosa una sanción de suspensión de militancia, por tiempo de un año, e inhabilitación para desempeñar cargos orgánicos o en representación de este por igual periodo, lo que, en la práctica, supone que quedan apartados del partido en Linares. Se trata de una decisión motivada al entender el referido órgano que se han producido infracciones graves por parte de los dos ediles expedientados hacia su propio grupo y sus órganos de dirección y representación.

Según se desprende de la resolución, Delgado y Tortosa actuaron en contra de las directrices del grupo municipal de concejales del PP y de su portavoz, Ángeles Isac, con respecto al reparto de las comisiones al votar, en el pleno del Ayuntamiento del 14 de abril de 2016, que ese punto del orden del día se dejara sobre la mesa. El comité de derechos y garantías entiende que esta acción va en contra del artículo 5.1.j) de los estatutos del PP, que prohíben “desobedecer instrucciones o directrices de los órganos de gobierno y representación del partido o de los grupos institucionales del mismo cuando no se constituya una infracción muy grave”, puesto que la asignación de ediles ya se había aprobado, anteriormente, por mayoría del grupo en el Ayuntamiento de Linares.

Una situación que se agravó cuando Antonio Delgado y Javier Tortosa enviaron un comunicado de prensa a los diferentes medios de comunicación locales, el pasado mes de abril, donde evidenciaron su postura sobre la polémica y responsabilizaron a Ángeles Isac de la división interna en el seno popular. La instructora del caso entiende que ese comunicado se mandó “sin la autorización del partido” y, por tanto, vulnera de forma grave el artículo 5.1.a) de los estatutos, que prohíbe propagar noticias descalificatorias que supongan desprestigio para al PP.

Según ha podido saber este periódico, Delgado y Tortosa presentaron hasta siete alegaciones al expediente disciplinario sin que recibieran el visto bueno por parte del comité andaluz de derechos y garantías del PP-A, que aprobó por unanimidad la suspensión temporal. La resolución, a la que tuvo acceso este periódico, contempla que los concejales linarenses “no acataron las instrucciones y directrices de la presidenta” del PP local, Ángeles Isac, y “deslegitimaron las decisiones válidamente adoptadas por el grupo municipal popular por mayoría”. Asimismo el documento dice que los expedientados obraron de tal forma “con la finalidad directa de obtener la fragmentación total del grupo municipal popular y una confrontación absoluta entre militantes contra Ángeles Isac y, en definitiva, la repercusión negativa para los intereses del partido, lo cual ha de ser censurado”, según recoge el documento.

El procedimiento para abrir el expediente sancionador a Delgado y Tortosa por lo ocurrido en el pleno del Ayuntamiento se inició el pasado 18 de abril, tras la aprobación mayoritaria otorgada por el comité ejecutivo local. Tras el envío de la documentación ylas pruebas pertinentes, por ambas partes en litigio, los dos concejales expedientados remitieron sus alegaciones, el pasado 5 de octubre, con solicitud formal de archivo del procedimiento disciplinario incoado contra ellos. El 9 de noviembre, el comité andaluz de derechos y garantías del Partido Popular aprobó, por unanimidad, la resolución sancionadora referente a los dos ediles linarenses, medida contra la que cabe recurso.