URGENTE

“Cobertura a una nave ilegal”

Habla la familia que ganó sucesivos pleitos por el camino de la Fuente Somera
  • ZONA. Camino de la Fuente Somera tras la restauración a cargo de las arcas locales, aunque el pavimento ya no es terrizo.
    ZONA. Camino de la Fuente Somera tras la restauración a cargo de las arcas locales, aunque el pavimento ya no es terrizo.

Antonio Camy, en representación de la familia que ganó sucesivos pleitos al Ayuntamiento por la urbanización del camino de la Fuente Somera, pretende contextualizar el asunto, que ha obligado a restituir el carril a su estado original. Ante todo deja claro que las acciones judiciales no respondían a un capricho ni a voluntad alguna de perjudicar a quienes circulan por allí.

La opinión de Camy es que, con la urbanización del camino, el Ayuntamiento “intentó dar cobertura a una nave ilegal”. Destaca que las obras de la fábrica les sorprendieron por tratarse de suelo de especial protección, cuya clasificación urbanística prohíbe cualquier uso terciario. Dice que tras denunciar los trabajos se comprobó que el inmueble carecía de licencia municipal, pero que, lejos de ordenar una paralización, consistió en la ejecución de la ampliación de la nave y luego trató de legalizarla “a sabiendas de que era una flagrante ilegalidad” mediante una alteración de la calificación de los terrenos. Para ello, dice, era necesario consolidar la urbanización de los terrenos y dotarlos de unos servicios mínimos que pudieran fundamentar dicho cambio, “aunque ello se hiciere ilegalmente al margen del planeamiento urbanístico por una ‘vía de hecho’ como han sentenciado de forma reiterada y definitiva los tribunales de Justicia y, además, invadiendo en parte terrenos de especial protección”. Para tal fin, según Antonio Camy, “de forma unilateral y arbitraria” se aumentó el perímetro de la reparcelación de la Fuente del Rey, de modo que se incluyó en ella el camino. Ese, dice, fue el “fraude legal” que llevaron a los tribunales como colindantes, con el resultado de condena, incluso en costas por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

El propietario que consiguió el triunfo judicial agrega que el asunto va más allá, pues, “en breve plazo”, tendrá que derribarse también la nave de la fabrica antes mencionada, en ejecución de otra sentencia del TSJA, que reconoce la ilegalidad de tal construcción.

Camy concluye: “Parece que este no será el último episodio del famoso camino, pues ahora se abre una nueva puerta. ¿Quién pago los 107.000 euros que costó asfaltar el camino? ¿Los pagó el Ayuntamiento con dinero público o por el contrario lo hizo con cargo al dinero privado de todos los propietarios de las parcelas de la reparcelación de la Fuente del Rey resultantes de la UP-6?. Si fuera esto último, ¿Cómo y cuándo se va a devolver dicho dinero? Como se ve no es oro todo lo que reluce y si se quieren pedir más explicaciones que se las pidan a su exalcaldesa [Elena Víboras], a su exconcejal de Urbanismo [Juan Ángel Pérez] o al político o técnico que corresponda”.

RESPUESTA. En Ayuntamiento rebate la afirmación de Camy. “No es cierto bajo ningún concepto. Nada tiene que ver la urbanización con la nave. Eso no es eximente ni atenuante. El fin es la mejor dotación de servicios a los vecinos”, dicen fuentes municipales.

reclamación del colectivo fuensomella

Los propietarios de la Fuente del Rey están ojo avizor con el asunto. Santiago Collado, presidente del colectivo de parcelistas Fuensomella, manifestó a Diario JAÉN que los 107.000 euros que costó urbanizar el camino son una de las cantidades que deben descontárseles de la liquidación de la obra.