Actualizado
martes, 25 junio 2019
08:57
h
URGENTE
Imagen Imagen francisco peinado autoescuela (11830506)
Paco Peinado

El mejor de los iguales

Ver comentarios

Vivimos en un tiempo en el que, por fin, quedó claro que todos somos iguales. Sin serlo, claro está. Matizando: no es que seamos iguales, tenemos los mismos derechos. Pero obviamos aclarar que con las mismas obligaciones, y que no hay en el mundo dos gotas de agua idénticas... Todo esto viene a colación del reciente fin de trimestre escolar, y del drama que hacen algunos padres con las notas infantiles de sus hijos; por un lado, cuando son más grandes, el “sistema” les permite pasar de curso con varias suspensas, demasiadas. Por otro, cuando son pequeños, un 9 en vez de un 10, un 8 en vez de un 7, un 5 en vez de un 7 requieren charla e intervención heteropatriarca, o matriarca, según el caso. Recuerdo mi época, hace...(uy, qué mayor soy) en la que las notas consistían en un P.A. (Progresa Adecuadamente) o un N.M. (Necesita Mejorar). Y la firma del padre, madre o tutor era un mero trámite, un vistazo por la parte superior de las gafas, un asentimiento con la cabeza, y palante. No reivindico que cualquier tiempo pasado sea mejor, pero dichosa la manía de compararnos con el resto y exigir ser el número 1 por encima del bien, del mal y del regular; es tan ilógico como contraproducente. Motivación, sí, exigencia absoluta por encima de “ser niños”,...N.M.