Actualizado
jueves, 22 agosto 2019
09:01
h
URGENTE
Imagen Juan Infante
Juan Infante

Cada vez cocinamos menos

Ver comentarios

Cada vez hablamos más de cocina y, cada vez más, la prensa y las redes sociales nos invaden con vídeos y fotos de platos que, evidentemente, no podemos degustar ni saborear. En las cadenas de televisión proliferan los concursos, las entrevistas y los documentales de gastronomía. Disfrutamos haciéndonos fotos con los chefs más importantes y subiendo a Facebook o Instagram las imágenes de los platos que degustamos en bares y restaurantes que, por cierto, cada vez tienen más calidad. En nuestras conversaciones familiares o con los amigos, la gastronomía acaba convirtiéndose en uno de los temas estrella. Pero si creemos que todas estas circunstancias nos animan a cocinar más, estamos equivocados, la realidad es que cada vez cocinamos menos. Entre las posibles causas: No tenemos tiempo, no tenemos ganas, no tenemos necesidad, las viviendas y las cocinas son más pequeñas, en muchas ocasiones no tenemos para quien cocinar y, especialmente, porque cada vez practicamos menos. “Cocinar era una práctica”, es el último libro de la antropóloga Isabel González Turmo en el que encontramos respuesta a algunas de las cuestiones planteadas. Quizás no seamos conscientes que cocinar no solo es buscar recetas en Google, ni calentar en un microondas alimentos procesados. Cocinar es saber guisar, cocer, freír, saltear, rehogar, adobar, macerar, escalfar, reducir... Cocinar es practicar y, lamentablemente, esta actividad cada vez se va reduciendo más. Uno de los factores clave es la edad, las estadísticas nos indican que las mujeres entre 45 y 75 años son las que más cocinan, aunque siempre hay excepciones. Curiosamente cocinamos menos pero cada vez nos preocupa más lo que comemos. Nos informamos más de la comida. Las tendencias actuales en la alimentación están influenciadas por la salud y el medio ambiente. En los últimos años ha aumentado considerablemente el consumo de productos orgánicos y ecológicos, así como los de temporada y los de cercanía. Estarán en lo cierto quienes afirman que, dentro de unos años, las cocinas de nuestras casas sólo tendrán frigorífico y microondas. ¿Daremos lugar a esto?