Actualizado
sábado, 17 agosto 2019
18:15
h
URGENTE
Imagen MARIANO VARCALCER
Mariano Valcárcel

Banderín de enganche

Ver comentarios

La Semana Santa llega cargada. Me temo que de ideología. Ante la inminencia de unas elecciones generales (y en realidad otras no menos importantes detrás) y visto el panorama que se nos presenta de bloques casi cerrados y desde luego enfrentados; cada uno tal que ejércitos con sus alas y secciones diferenciadas y dispuestas en orden de batalla, pero que pretende cada comandante la gloria de la victoria, pues que enarbolar banderas y enseñas más altas que los demás significará que las tropas los sigan sin vacilaciones. Así que la Semana Santa, nuestra y de todos, traten sea banderín de enganche en beneficio de unos pocos; los que se afirman sus valedores sin ser cuestionados frente a los supuestos destructores de la misma. Identificación que juega a la confusión y el engaño, que semanasanteros acérrimos los hay en todos los campos ideológicos y sociales. Dejemos de jugar pues con las cosas de comer, que a las personas hay que respetarlas en sus opiniones y creencias y no considerarlas tontas de remate o que necesariamente han de ser tuteladas y dirigidas.